La policía detuvo la búsqueda de una mujer desaparecida pero su nieto se negó a rendirse

Sandra Adams es una abuela que desapareció durante casi una semana sin que ninguno de sus familiares lograra encontrar una explicación. Para mantenerse en forma, Adams suele tomar unos paseos en los alrededores de su casa.

Sin embargo, lo que debía ser una caminata rutinaria terminó convirtiéndose en una angustiosa desaparición. Su familia se dio cuenta de lo sucedido cuando la fueron a visitar un viernes.

Sandra tiene 69 años.

Ya habían pasado un par de días sin lograr comunicarse con ella y cuando se dieron cuenta de que tampoco estaba en su casa, comenzaron a alarmarse.

Reportaron lo sucedido a la policía y comenzó una búsqueda en la que participaron todos los miembros de la familia. Después de un par de días, el Departamento Policial detuvo su trabajo.

Sandra y su familia viven en Charlotte, Carolina del Norte.

No habían encontrado ninguna pista sobre su paradero, así que comenzaron a ocuparse de otros asuntos. Por fortuna, había alguien que no estaba dispuesto a rendirse: Nate Cassel, un nieto de Sandra.

A pesar de que ya no contaban con el apoyo de las autoridades, Nate le pidió ayuda a su amigo Shawn Willis. Él conocía muy bien a su abuela y sabía que nunca se alejaría demasiado de su casa.

“Fuimos a buscar a su abuela porque nadie lo estaba ayudando

Pensó que el lugar más importante para continuar la búsqueda era en el bosque que quedaba en la parte trasera de la casa de Sandra. Nate, Shawn y otros amigos continuaron apoyando a la familia y decidieron ir a buscar a Sandra por sus propios medios.

Para sorpresa de todos, cuando buscaban en el bosque se toparon con ella. Estaba cerca de un arroyo acostada boca abajo, así que los jóvenes comenzaron a temerse lo peor.

Sandra fue encontrada al quinto día de su desaparición.

A medida que se acercaban a Sandra comprendieron que sí estaba viva. No tenía muchas fuerzas pero levantó un brazo para hacer una señal y pedir ayuda.

Una vez que llegaron los paramédicos, Adams explicó que se había caído. Su estado de salud era muy delicado, pero su nieto y sus amigos habían llegado justo a tiempo para salvar su vida.

Sandra fue hallada a medio kilómetro de su residencia.

Ahora, Sandra se encuentra recuperándose y no para de agradecer a su amoroso nieto por nunca rendirse y continuar buscándola en aquel bosque. La determinación de Nate es una clara muestra de que nunca debemos rendirnos ni dejar de luchar por nuestros seres queridos.

Comparte esta historia para celebrar junto a Nate y su familia que Sandra se encuentra sana y salva.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!