La policía acude a la casa de una niña de 9 años que protestaba en la calle tras una denuncia

Desde hace varias semanas, el movimiento Black Lives Matter se ha desplegado por todo el mundo para alzar la voz en contra del injusto trato que recibió George Floyd. Se ha convertido en un momento clave para enseñar a los más pequeños de la casa que no debemos quedarnos de brazos cruzados ante ninguna injusticia. Esto fue precisamente lo que hizo la familia Acklin.

La familia Acklin vive en Ohio, Estados Unidos.

Mira Acklin es apenas una niña pero está al tanto de todo lo que ha sucedido. La pequeña habló con sus padres y les dijo que quería hacer algo para apoyar el movimiento.

Ella adora dibujar con tiza así que buscó un par de colores para escribir Black Lives Matter en la calle frente a su casa.

Mira acaba de cumplir 9 años de edad.

Sus padres se encontraban muy orgullosos de ella y jamás pensaron que un gesto tan inocente podría llegar a causar furor en los vecinos.

“Creo que todas las personas merecen recibir el mismo trato. Quería demostrar que tienen mi apoyo”, dijo la pequeña.

Una vecina llamada Billie llamó a la policía para denunciar lo sucedido. Los policías no entendían bien lo que estaba sucediendo pero en cuanto llegaron y comprendieron la inocente labor que estaba realizando Mira, quedaron en shock. En la llamada, la señora había asegurado que los vecinos estaban haciendo un enorme escándalo pero la realidad era muy diferente.

“Es alarmante saber que hemos llegado al punto en donde la gente llama a la policía por el simple gesto de amor de una niña. Es triste”, dijo Christopher Burton, otro vecino del lugar.

Acklin estaba en silencio haciendo su dibujo mientras que su madre leía un libro en el portal de la casa. Los oficiales verificaron que era tiza y apoyaron a la pequeña en su bonito gesto. Incluso la invitaron a escribir Black Lives Matter mucho más grande.

“Este es un mensaje muy importante que debe llegar a todos. Estamos orgullosos de que los niños quieran participar”, dijo un usuario en las redes.

Jenna Acklin, la madre de Mira, quedó en shock al ver que un acto tan inofensivo como este había despertado la ira de su vecina. La señora incluso comenzó a gritar y a protestar pero la familia entera está decidida a seguir alzando la voz para apoyar a quienes más lo necesitan.

“Billie comenzó a gritar: ‘Este vecindario se irá al infierno’. Ahora estamos pensando en buscar banderas del orgullo gay y del movimiento BLM”, explicó la madre de la pequeña.

Es un verdadero alivio saber que todo salió bien. Sin embargo, la dulce Acklin se sintió muy asustada cuando vio que los policías se acercaban a ver su dibujo. Ahora, Jenna y Mira están decididas a seguir tomando acciones para dar a conocer lo sucedido y manifestar siempre su apoyo al movimiento BLM.

¿Qué opinas de la reacción de la vecina? Cuéntanos tu opinión y no dudes en compartir este caso que ha dado tanto de qué hablar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!