La polémica medida de una escuela que solo permite que los niños tomen agua

Desde hace algunos años las escuelas han venido creando conciencia sobre el excesivo consumo de azúcar de niños pequeños. En ese sentido se han unido a numerosas campañas para ofrecer a los niños educación sobre alimentación saludable.

Recientemente en Hull, Inglaterra, la escuela primaria St. Andrew’s ha prohibido que sus estudiantes lleven en sus bolsos cualquier bebida excepto agua, lo que ha provocado el apoyo de muchos padres y el rechazo de otros. 

«El director no solo lanzó una prohibición de jugos durante el día sino que ahora solo está permitida el agua en las meriendas debido a las alergias generales y alergias a los lácteos.

No quiere que las personas alérgicas tomen su merienda en una habitación diferente para no penalizarlos, pero también está penalizando a los niños sin alergias”, comentó uno de los padres completamente enfurecido.

Graham Huckstep, director de la escuela, expresó que hay una vasta mayoría de comentarios positivos sobre la prohibición de bebidas azucaradas. Y además, los padres han agregado comentarios sobre cómo el agua con sabor es también potencialmente dañina. 

Huckstep explicó que la escuela solo ha recibido de manera formal tres comentarios negativos sobre la nueva política, que además es tan sólo una extensión de la ley de 15 años que prohíbe el consumo de bebidas azucaradas en el salón. 

St. Andrew’s, como la mayoría de las escuelas, está desarrollando un enfoque de cuerpo sano, mente sana, reducir el consumo de azúcar y mejorar la actitud para mantener un cuerpo saludable es un proyecto nacional como todos deben estar conscientes, vinculado a esto está nuestra preocupación por las crecientes cifras de niños con graves alergias”, comentó el director Huckstep. 

Sin embargo, y a pesar de esta explicación, muchos padres continúan indignados, defendiendo el hecho de que ellos pueden decidir cómo alimentar a sus hijos. Se sienten prisioneros de unas reglas absurdas y víctimas de una situación que afecta más a aquellos padres con niños que sufren alergias.

“Yo estoy completamente de acuerdo con esta política, lo están haciendo muy bien en esa escuela, no importa lo que piensen algunos, más adelante agradecerán no llenar los cuerpos de sus pequeños con tanto azúcar y colorante, y siempre existe la posibilidad de que lleven a sus hijos a estudiar a otra parte si no les gusta”, comentó una internauta.

Cada día más escuelas se unen al movimiento de cuerpo sano, mente sana, y ciertamente el mejor comienzo que pueden hacer es prohibir el azúcar tal y como es consumida hoy en día por los niños, de esa manera estarán seguros de que los pequeños pueden adaptarse mejor a la vida. 

Comparte con amigos y familiares para incentivar la reducción de consumo de azúcar por parte de los pequeños de la casa y comenta tu opinión sobre esta medida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!