La niña que nació con una gran mancha en su rostro ya fue operada – «Fue un milagro de Navidad»

Un nuevo capítulo se ha escrito en la historia de Luna, la bebé que nació con una macha negra en su rostro en forma de mariposa. Carol Fenner y su esposo conmovieron a todos con su testimonio sobre su hija nacida con una afección de la piel que produce manchas anormalmente oscuras en la cara.

Carol Ferner y Thiago Tavares  son los orgullosos padres de Luna y en solidaridad han utilizado máscaras de Batman para como campaña en apoyo a su pequeña.

Luna nació el 7 de marzo de este año y, tras meses de recaudación de fondos para lograr que el dinero necesario y hacer posible que la pequeña obtuviese el tratamiento para su nevo melanocítico congénito, la niña y su madre volaron desde Florida hasta Rusia para su operación.

La decisión no tiene que ver para nada con fines cosméticos, sino por la propia salud de Luna. 

Aunque los médicos han descartado que se trate de una afección cancerígena, la marca causa picazón y ciertas molestias en la niña que deberá vivir con poca exposición al sol.

Frente a este panorama, sus padres no sólo iniciaron una campaña para concientizar sobre la enfermedad sino que emprendieron la búsqueda de un tratamiento para su pequeña.

La familia encontró algunas alternartivas en su propio país pero se trataban de procedimientos invasivos. Afortunadamente, Luna ha podido ser atendida en Rusia por el Dr. Pavel Popov en su clínica en Krasnodar.

Con ayuda de un tratamiento indoloro que consistió en la administración de fotosensibilizadores en el rostro de Luna, el cirujano ha podido eliminar la marca de la frente de la pequeña.

Pero esto es sólo el inicio, la niña necesitará al menos ocho sesiones más para que su cara quede completamente libre del nevo.

 Generalmente esta técnica con radiación láser se utiliza en los pacientes tratar enfermedades oncológicas.

Gracias al procedimiento pionero, Carol ha visto desaparecer parte de la marca de nacimiento de Luna y esto ha hecho que todos sus esfuerzos por obtener el costoso tratamiento hayan valido la pena.

«Este resultado en la frente de Luna es sorprendente y ahora estoy 100 por ciento segura de que valió la pena volar a Rusia con mi chica», dijo la madre de 31 años.

Luna viajó de regreso a Estados Unidos junto a sus padres para pasar en casa las fiestas navideñas, pero en enero deberá volver para continuar con el tratamiento en Krasnodar.

“Este es el mejor regalo de Navidad posible para nuestra familia, y ha llegado temprano gracias al Dr. Popov. Nos ha hecho sentir el milagro de la Navidad», dijo Carol.

 Se estima que en año y medio la niña podría quedar libre de su marca.

Esta madre recibió muchas críticas por volar a Rusia y no dejar que la niña fuese tratada en su país. Pero pese a esto y al alto costo del tratamiento, Carol está feliz de saber que ha tenido buenos resultados y, mejor aún, que Luna no ha soportado ningún dolor.

Parece que el corazón de una madre siempre tiene la razón.

Los médicos esperan que las costras en su frente caigan pronto con el cuidado necesario y la zona luzca sana y libre de marcas. El procedimiento completo está valorado en unos 140.000 dólares, así que la familia creó una campaña de GoFundMe para recaudar los fondos necesarios y ofrecerle un mejor futuro a su hija.

Comparte esta historia y envíale a la pequeña Luna tus bendiciones y buenas energías, además, cualquier colaboración para hacer posible su tratamiento.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!