Pierde la vida trágicamente la niña de 10 años que fabricó 100 mascarillas para los sanitarios

Ante la emergencia sanitaria que enfrenta el mundo por la pandemia de coronavirus, los equipos de protección individual para los médicos y enfermeros sufrieron desabastecimiento.

Ante la crisis, muchas personas han ofrecido su ayuda con el suministro de equipos protectores, principalmente mascarillas faciales.

En la ciudad de Munday, Texas, Estados Unidos, Lexi Collins, de 10 años, hija de una enfermera, se dedicó a confeccionar 100 mascarillas para donarlas a los trabajadores de un hospital de su comunidad.

Después del cierre de las instituciones educativas por las medidas de confinamiento establecidas por las autoridades, Lexi usó su tiempo libre para confeccionar las mascarillas.

Usó telas con divertidos estampados de flores, de osos y abejas para fabricar con su máquina de costura aproximadamente 100 mascarillas que fueron entregadas a principios de este mes al personal sanitario del Hospital General Anson.

“Gracias por todo lo que hacen”, escribió Lexi en un mensaje para quienes recibieron su donativo.

Algunos trabajadores del hospital agradecieron el gesto de la estudiante de quinto grado de la escuela Munday Elementary.

A través de las redes sociales, escribieron mensajes para la niña y publicaron fotos de las mascarillas y de ellos usándolas.

Jara Collins, madre de la niña, expresó su alegría por la felicidad que le produjo a ella la respuesta del personal sanitario.

“¡Gracias a todos por alegrar el día de mi niña agradeciéndole públicamente. A ella le encanta coser y yo soy enfermera, así que quiere ayudar a todos los sanitarios que pueda. ¡Estamos rezando para que todos se mantengan a salvo! Lexi está muy contenta de ayudar”, escribió en su perfil de Facebook.

La publicación generó muchas reacciones, miles de personas se conmovieron con la iniciativa de la niña y su madre.

Jara trabaja como enfermera en la clínica Knox County Hospital District, la abuela de Lexi, su tía y su tío también ejercen esta profesión.

Ahora miles de personas lloran la pérdida de la solidaria y sonriente niña que quiso colaborar con la emergencia sanitaria.

El pasado viernes Lexi falleció en un accidente de tránsito, este lunes se efectuará el funeral siguiendo las normas establecidas por las autoridades en la pandemia.

“El funeral de Lexi se llevará a cabo con precaución, pedimos en nombre de la familia, respetar las normas y los reglamentos que nos han impuesto desde el Condado de Knox y el estado de Texas”, dijo la madre de Lexi.

Insta a los dolientes a llevar su propia silla, a sentarse y mantener una distancia mínima de dos metros entre cada persona.

“Lexi iluminó el mundo en el que vivía, desde las casas de sus abuelos, hasta los pasillos de su escuela”, dice el obituario.

“Al igual que su madre, ella donó y ayudó, ofreció sonrisas, amor, y todo lo que pudo para hacer que su día fuera mejor; ayudaba a otros con los deberes de la escuela y procuraba sacarle una sonrisa a los que estaban afligidos”.

Los vecinos de Lexi decoraron los árboles de la zona con cintas de color turquesa, el favorito de la niña, para honrar su memoria.

Karen Logan, concejal de la ciudad, le dedicó unas palabras:

“Lexi fue una niña destacada. Era brillante, talentosa, muy sabia para su edad, y tenía el espíritu más preciado que he conocido”.

La madre de la pequeña compartió un mensaje que ha conmovido a todos: “Gracias a todos por amar a mi bebé, porque ella sé que ella los quería a todos. Era la mejor persona que conocía, y la echaré de menos cada segundo, todos los días, durante el resto de mi vida. Agradezco a Dios que me haya escogido como su madre. De verdad no sé qué hice para merecer ese honor”.

Compartamos un mensaje de solidaridad con la familia de la noble niña que siempre será recordada.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!