La mujer que tiene 31 dedos es señalada por sus vecinos como una bruja – «No puedo salir»

Kumari Nayak, de 63 años, nació con polidactilismo, una condición que ocurre cuando se forman demasiados dedos en las manos y pies durante la sexta o séptima semana de gestación.

La rara enfermedad afecta a uno de cada mil bebés nacidos en todo el mundo, generalmente, esta condición se puede corregir con una operación para extraer los dedos sobrantes.

La mujer vive en el pueblo de Kadapada, en el distrito Ganjam de Odisha, tiene 19 dedos en las manos y 12 dedos en los pies.

Devendra Suthar, padre de dos hijos de 47 años, tiene 14 dedos en las manos y 14 dedos en los pies, vive en Gujarat, India occidental, entró en el libro Guinness en 2014 y ahora Kumari ocupará su puesto.

En su comunidad, Kumari es considerada como una bruja, se ha visto obligada a esconderse en su casa la mayor parte del tiempo para evitar ser objeto de críticas y comentarios negativos.

“Nací con este defecto y no podía recibir tratamiento médico porque pertenezco a una familia muy pobre. Tengo esta condición desde hace 63 años”, confesó ella.

“Los residentes cercanos, que tienen muchas creencias supersticiosas, creen que soy una bruja y se mantienen alejados de mí. A veces vienen a ver mi condición, pero jamás me ayudan”, dijo Kumari.

“Este es un pueblo pequeño, y la gente aquí es supersticiosa y la tratan como a una bruja”, dijo una amiga de la paciente.

Ella se compadece de Kumari, sabe que su condición se debe a una enfermedad y que no ha podido recibir tratamiento

“Lo siento tanto por ella que ni siquiera puede darse el lujo de ir al médico”, dijo su amiga.

Durante décadas, Kumari ha tenido que enfrentarse a las dificultades de vivir con tantos dedos adicionales, el dolor que producen y la incomodidad de hacer sus tareas diarias.

Y además, también debe enfrentarse a las miradas crueles y al rechazo de quienes le temen alegando que es una bruja.

Los funcionarios del gobierno le han ofrecido ayuda a Kumari, le otorgaron una vivienda y una pensión mensual, además, se han dedicado a crear consciencia entre sus vecinos sobre su enfermedad.

“Sabemos cuál su situación y le hemos ofrecido toda la ayuda posible”, dijo uno de los funcionarios que acotó que están educando a los vecinos para que la traten con el respeto que merece.

“No es una bruja”, dijo el representante del organismo que se hará cargo de ayudar a la mujer.

Su caso ha generado conmoción, no te vayas sin compartirlo. Ojalá reciba el tratamiento que tanto necesita para mejorar su calidad de vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!