La mujer con cáncer que recibió miles de dólares y viajes es confrontada al descubrir que mentía

Es inexplicable que existan personas que finjan tener enfermedades para recibir ayuda económica y otros beneficios.

Sarah A. Delashmit, de 35 años, de Highland, Illinois, ha sido acusada por haber inventado tener cáncer y trastornos genéticos para aprovecharse de la asistencia financiera y estafar a organizaciones sin fines de lucro que hacen donaciones a pacientes reales.

Esta mujer no solo mintió con el cáncer, sino que también inventó un diagnóstico de distrofia y atrofia muscular espinal en 2015 y en 2016 para ir a Camp Summit, un campamento sin fines de lucro en Dallas, Texas, para personas discapacitadas.

Robó la identidad y usó sus declaraciones de beneficios del Seguro Social como prueba de ingresos para postularse al campamento, en donde fingió estar confinada en una silla de ruedas y necesitar ayuda para bañarse y vestirse para que los voluntarios la atendieran y cuidaran.

En 2017 y 2018, fingió tener cáncer de mama para ir a un viaje a Florida, fue tan descarada que posó con una camiseta de ‘Survivor’ junto a sobrevivientes reales de cáncer.

Sarah fue acusada de cuatro cargos de fraude electrónico, tres cargos de robo de identidad agravado y un cargo de fraude postal en un tribunal de Illinois en marzo de este año.

Lo único que quería esta mujer era obtener dinero y disfrutar de viajes gratis con condiciones especiales para personas discapacitadas.

La directora ejecutiva de Camp Summit, Carla Weiland, aseguró que en el campamento hicieron todo lo posible para ofrecerle apoyo ante sus dolencias, que resultaron ser falsas.

«En ese momento, estábamos en contacto con su familia y su pastor para ayudarla a obtener la colaboración que sentían que era necesaria», dijo Carla.

Cuando Sarah fue confrontada con sus mentiras por su familia, ella simplemente se levantó de la silla de ruedas y sin decir una sola palabra se marchó, dijo un consejero del campamento.

Según revela la acusación, esta mujer no se detuvo en sus mentiras cuando afirmó falsamente que era una sobreviviente de cáncer de mama desde octubre de 2017 hasta marzo de 2018 y así viajar a Florida a través de la Coalición de Supervivencia Joven sin fines de lucro de Nueva York.

Sarah también estafó a Young Survival Coalition, una organización sin fines de lucro de Nueva York, que ayuda con artículos donados a los pacientes, cuando solicitó y recibió una nueva bicicleta y equipo de ciclismo a través de su Programa Tour de Pink Survivor Bike.

Presuntamente recibió una beca de viaje para asistir a la Cumbre Nacional para sobrevivientes de cáncer y adultos jóvenes que viven con cáncer en Orlando, Florida.

Utilizó nuevamente los datos de identidad y tarjeta de crédito robados en mayo de 2019, para obtener una bicicleta de triatlón gratuita por un valor de casi $ 4.500.

En su Facebook usaba la referencia «paciente con cáncer» y una imagen de una bicicleta. Si esta mujer es declarada culpable, podrá enfrentar hasta 20 años de prisión por cada uno de los cargos de fraude.

También deberá renunciar a todos los artículos donados por las solicitudes falsas.

Esta mujer merece que todo el peso de la ley caiga sobre ella, comparte esta dramática historia y déjanos saber qué opinas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!