La madre de una niña con Síndrome de Down lucha por encontrar una muñeca igual a ella

Muchas madres saben que los juguetes juegan un papel fundamental en los primeros años de vida de los niños. Los ayudan a desarrollar emociones, creatividad e incluso a diferenciar el mundo real de la fantasía.

Sin embargo, hay ocasiones en las que los niños pueden llegar a sentirse excluidos y todo por lucir un poco diferentes. Lindsay Filcik es la madre de una hermosa pequeña con Síndrome de Down y ha decidido hablar al mundo entero sobre la necesidad de muñecas que realmente representen la diversidad del mundo entero.

“Todos los seres humanos merecen ver a alguien que luzca como ellos en las películas, libros, comerciales y hasta juguetes”, aseguró Lindsay.

Hace unos años podíamos ver que las muñecas y juguetes más populares lucían con características muy similares y no solían tener mucha variedad. No había duda de que algunos lograrían sentirse identificados con esos juguetes, pero muchos sectores de la población simplemente no lograrían jamás verse reflejados allí.

“La gente de todas las razas, capacidades, géneros, religiones y tipos de cuerpo necesitan verse. Todos deberíamos estar representados por igual”, dijo Lindsay.

En principio puede que esto no despierte realmente ninguna alarma pero lo cierto es que ayuda a profundizar un terrible problema en nuestra sociedad.

“Los niños crecen pensando que todos deberían lucir como ellos y luego temen a cualquiera que sea diferente”, dijo Lindsay.

Al tener una hija con Síndrome de Down, esta situación se volvió más y más clara para Lindsay. Conseguir una muñeca que luciera similar a la linda Ivy no resultaba nada sencillo hasta que lo logró.

“Imaginen que son un niño con discapacidad y que lo único que ven por todos lados son niños diferentes a ellos. El mensaje que reciben es que ellos ‘no son normales’”, dijo Lindsay.

Desde hace un tiempo, estas muñecas se han vuelto cada vez más populares. Sin embargo, Lindsay está invitando a padres de todo el mundo a incluir este tipo de juguetes para enseñar a sus hijos tomen conciencia y no juzguen como diferentes a las personas con discapacidad. Afortunadamente, el poderoso mensaje de esta madre ha comenzado a dar sus frutos.

“Muchos padres me han dicho que comprarán muñecas con discapacidad para regalarlas a sus hijas. Es algo que antes parecía imposible. La representación importa”, dijo Lindsay.

Desde hace un tiempo, son muchos los medios de comunicación y empresas que han comenzado a abrirse hacia un mundo más diverso en donde todos puedan sentirse representados.

Sin embargo, todavía queda un gran camino por recorrer y necesitamos seguir creando conciencia para lograr hacer de este mundo un lugar seguro para niños con Down y cualquier otra persona que sufra alguna discapacidad.

No dudes en unir tu voz y compartir esta para propagar el bonito mensaje de Lindsay.