La madre de un pequeño autista explica qué hacer si un niño pide dulces con una calabaza azul

Es bien sabido que para una madre no hay imposibles si de ver feliz a su hijo se trata. Todas, a su manera, buscarán oportunidades para brindarle estabilidad no solo económica y social, sino emocional a su pequeño.

Omairis Taylor es una de una de esas madres guerreras que día a día trata de hacer feliz a su angelito de tres años.

Rachel Brnilovich directora del Centro de Acción para el Autismo en Pensilvania apoya la idea.

El hijo de Taylor fue diagnosticado con autismo no verbal, al igual que muchos niños le gusta celebrar Halloween, cumpliendo con la tradición de tocar puerta tras puerta para recibir la más dulce recompensa.

Sin embargo, a diferencia de los otros niños, el pequeño no dice la esperada frase “truco o trato” por lo que muchos propietarios se quedan esperando desconcertados ante aquel niño que sin decir palabra alguna solo toca la puerta esperando que le den sus golosinas.

La National Austistic Society señala que algunos niños autistas se retrasan en el  uso del lenguaje.

La madre del niño tiene que explicar en repetidas ocasiones la situación de su hijo cada vez que visitan las casas del vecindario para esta temporada.

En vista de ello, a Taylor se le ocurrió una increíble idea que está enterneciendo cientos de corazones en las redes sociales. Para evitar explicar una y otra vez el diagnóstico de su hijo, este año el pequeño llevará un pequeño tazón con forma de calabaza color azul que indica que el niño es autista.

Algunos adultos autistas no usan el habla, por lo tanto, son no verbales.

La publicación en Facebook rápidamente se ha hecho viral, el principal objetivo es que su hijo, y otros niños autistas que usen la calabaza azul puedan disfrutar esta festividad.

En su corazón, y en el de muchas madres, se guarda la esperanza de que quienes regalen dulces puedan ser receptivos ante aquellos que por su condición, no pueden decir “truco o trato”.

La madre señala que lo ha hecho público para crear conciencia sobre el autismo y su aceptación este Halloween.

La idea del cubo azul fue mencionada el año pasado por la organización de defensa del autismo Autism Speaks, tras compartir la historia de un joven de 21 años amante de los dulces.

Hoy Taylor la retoma para crear conciencia convirtiéndose en un total éxito con más de 126.000 reacciones, ahora innumerables personas conocen lo que significa el cubo azul con forma de calabaza.

Las habilidades sociales y de comunicación pueden variar de leves a graves.

Sin duda alguna, esta hermosa campaña les da oportunidades a todos los amantes de los dulces de disfrutar sin importar su condición. Solo asegúrate de tener muchos dulces y estar atento de los cubos azules.

Historias como estas merecen ser compartidas, ayúdanos a difundirla para que todos puedan disfrutar de la más dulce recompensa sin limitaciones.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!