La madre de un niño con autismo de 5 años reclama que lo castigan por ser cariñoso en la escuela

La madre de Nathan, un niño de 5 años diagnosticado con autismo recibió una llamada de la maestra en la que esta le pidió que hablara con él acerca de la forma de interactuar con las otras personas.

El pequeño estudia en la escuela East Ridge Elementar en Tennessee, Estados Unidos, los maestros de Nathan se quejaron porque presuntamente el estudiante se sobrepasaba con sus compañeros.

Castigaron al niño simplemente por abrazar a un compañero y besar a otro en la mejilla. Alegaron que no era un trato adecuado y tenía connotaciones negativas.

Ante este reclamo, la madre aseguró que su hijo simplemente estaba teniendo demostraciones de cariño y no merecía ser castigado ni discriminado por ello.

Desde que ella publicó el hecho en las redes ha causado tanta polémica que el personal directivo del colegio se pronunció para negar que calificaran al niño como abusador.

Summery Putnam, madre del niño, relató: “La maestra me llamó y me dijo que necesitaba que hablara con mi hijo sobre los límites”. Sorprendida por la queja, comentó que su hijo apenas tenía cinco años y que, además, estaba enfermo del estómago esos días.

Asimismo, resaltó que el autismo que padece su hijo le causa dificultades para las relaciones sociales.

El Departamento de Educación del Condado de Hamilton, representado por su vocero, Tim Hensley, declaró sobre el caso: “La familia del niño no comparte el contexto de las preocupaciones expresadas por la escuela. El problema no fue que abrazara y besara a sus compañeros.

Aclaran que el niño no fue severamente castigado, sino que el colegio está interesado en garantizar su bienestar.

“Las escuelas no tienen ningún medio para calificar a un niño como abusador. La legislación requiere que los miembros del personal de los colegios remitan cualquier asunto que les preocupe al Departamento de Servicios para Niños”.

La madre del pequeño resaltó: “Si no entiendes cómo funciona el autismo, pensarás que está actuando o siendo desafiante. Pero esa no es realmente la situación. El niño no sabe lo que está haciendo mal”.

Ella pide ayuda para que el colegio no lo califique con acusaciones exageradas, sobre todo porque ha presentado informes médicos que explican las dificultades del niño para comprender cosas simples como los límites y las relaciones sociales.

Se pudo conocer que Nathan ahora está siendo atendido de manera especial con otro maestro. Comparte este polémico caso y comenta tu opinión sobre la actuación del colegio.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!