La madre de la bebé más prematura del mundo que lucha por vivir pide ayuda

Para Lura Lauer, de 28 años, fue algo sorpresivo enterarse que estaba embarazada de gemelos pero ese sería sólo el primer suceso inesperado en su duro camino hacia la maternidad. Esta mujer de Carolina del Norte, Estados Unidos, entró en trabajo de parto el 15 de julio cuando aún le faltaban 4 meses para que sus bebés se terminaran de gestar.

Lura y su prometido Ricky García, de 39 años, se convirtieron en padres de dos niñas de sólo 22 semanas y dos días pero una de ellas no sobrevivió y falleció casi dos días después de haber nacido.

El futuro se pintaba poco probable para la otra pequeña a la que han llamado Lyric pero ahora la niña se ha convertido en la pequeña luchadora de sus padres. A un mes de su nacimiento, su mamá decidió compartir fotos increíbles de su bebé sobreviviente, una de las más prematuras en todo el mundo.

Desde la semana 20 de embarazo, Lura presentó contracciones pero en una cita médica se le dijo que era normal. De hecho, a la instructora de yoga se le dio licencia para continuar con sus prácticas pues no existía ningún peligro.

El panorama cambió rápidamente el 14 de julio cuando, tras llegar de sus clases, Lura sintió que las contracciones se intensificaban. La mujer no pudo dormir en toda la noche y a la mañana siguiente le dijo a su esposo que la llevara a emergencias.

La pareja acudió al Novant Health Huntersville Medical Center, en el cual se le dijo que tenía 3 cm de dilatación. Los médicos harían todo por detener el proceso de parto pero un especialista les comentó que en el hospital había una política de no resucitar si se daba a luz a un bebé antes de las 24 semanas.

Según el médico, lo más seguro era que debiese despedirse de sus bebés pues era poco probable que se salvaran.

“Dijo que si iba a dar a luz ese día, tendría que despedirme porque no eran viables a esa edad. Dijeron que no tenían la capacidad para cuidar a bebés tan pequeños. Se sintió como una pesadilla”, recuerda Lauer.

Horrorizados, la madre fue transferida al Centro Médico Presbiteriano de Novant Health en Charlotte, que tenía mejores instalaciones para cuidados intensivos neonatales (NICU). Siete horas más tarde, Lauer había entrado en trabajo de parto. 

A las 7:53 pm nació la pequeña Lyric y tres minutos después su gemela Cali. Las pequeñas pesaban menos de 500 gramos cada una y medían sólo 27,5 centímetros. La madre estaba contenta de que pesar de lo prematuro del nacimiento, había oído llorar a las dos bebés durante el parto y eso era un buen síntoma pero el 17 de julio la situación se complicó para Cali. 

La bebé sufrió una hemorragia cerebral severa de cuarto grado y sus signos vitales eran cada vez más bajos. El médico informó a los padres que incluso si la mantenían conectada con el ventilador la pequeña estaría sufriendo, así que tomaron la decisión más dura de sus vidas.

“Fue una de las cosas más difíciles que tuve que decidir. Pero Ricky y yo no queríamos ser egoístas y no queríamos que ella sufriera, así que tomamos la decisión de sacar a Cali del ventilador”, dijo la madre.

Por su parte, Lyric se aferra a la vida.

La bebé sufrió una hemorragia de primer grado y la operaron por un intestino perforado. La pequeña también tiene un neumotórax, una bolsa de aire en los pulmones, por lo que le insertaron otro tubo allí hace una semana y media.

Pese a todas sus complicaciones ha demostrado ser una verdadera guerrera.

“Creo que Lyric es un ejemplo de que, incluso cuando los médicos no están seguros, la esperanza, la fe, la determinación y el amor son energías tan poderosas. Creo que eso es lo que mantiene viva a nuestra hija” dijo Lauer.

Aunque para la ciencia no es viable una vida antes de las 24 semanas, esta bebé está demostrando que el amor puede hacer grandes milagros. Ahora la familia lucha por sacarla adelante y para ello han creado una campaña de donaciones para que las personas puedan ayudar a Lyric y a sus padres con todos los gastos que implica su batalla por la vida.

La bebé se aferra a la vida y parece que el amor está de su lado, comparte su historia y ayúdala a salir adelante ¡En esta familia nadie pierde la fe!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!