La madre de Anna y Olivia recolecta firmas para que no cese la búsqueda de los cuerpos

El buque oceanográfico Ángeles Alvariño interrumpiría sus labores de búsqueda con el robot submarino en Tenerife este jueves después de que consideraran escasas las posibilidades de hallar el cuerpo de Anna de 1 año y Tomás Gimeno, parricida, de 37.

El pasado 10 de junio encontraron dos bolsos de deporte, los que Tomás Gimeno trasladó desde su vivienda al puerto y lastró en el mar con el ancla de su barco. En el interior de uno de ellos, a mil metros de profundidad, estaba el cuerpo de Olivia, de 6 años, mientras que el otro estaba vacío.

Se presume que, en ese bolso vacío, que estaba roto, podría estar el cuerpo de Anna.

Hasta este momento, no han encontrado ni el cuerpo de Anna ni el de Tomás Gimeno, que, según la hipótesis de los investigadores, se habría quitado la vida y lastrado con un cinturón de plomo de 8 kilos usado para practicar buceo.

Tampoco han encontrado el cinturón, que supuestamente estaba en el barco que dejó a la deriva en el mar y hallaron los agentes un día después de su desaparición.

Para Beatriz Zimmermann, madre de las pequeñas, fue devastador conocer la noticia del fatal desenlace de sus hijas porque tenía la esperanza de que todo se tratara de una huida.

Ante las dificultades de seguir rastreando la zona donde apareció Olivia para dar con el paradero del cuerpo de su hermana menor y su padre, determinaron suspender la búsqueda.

Pero Beatriz pide que no se detengan las labores hasta encontrar los cuerpos para poder cerrar el caso que ha conmocionado a todo el país por la injusticia que sufrieron las niñas a manos de su padre.

Finalmente, se anunció que se prorroga la búsqueda que terminaría hoy por unos días más.

Aunque Beatriz Zimmermann creó una campaña en Change.org recolectando firmas para solicitar al gobierno español de Pedro Sánchez y al Rey Felipe VI que continúen buscando hasta que encuentren los cuerpos.

El portavoz de Beatriz, Joaquin Amills Bonet, presidente de la organización SOS Desaparecidos, dijo en su representación, que ella no podría tener paz hasta que aparezcan los cuerpos.

Según información de Fuentes de la Delegación del Gobierno, el buque continuará con la búsqueda “unos días más”, sin especificar cuántos.

Asimismo, anunciaron que hacen gestiones en el ámbito civil para buscar herramientas tecnológicas que les permitan sustituir el barco y continuar con la búsqueda en el mar.

Beatriz dirigió una carta a la Casa Real, al presidente del Gobierno, a los ministerios pertinentes y a la Dirección General de la Guardia Civil, al delegado del Gobierno de Canarias, al Instituto Español de Oceanografía, al Cabildo de Tenerife, a los partidos políticos con representación en el Parlamento y a las instituciones y administraciones de España.

También, creó una campaña de recolección de firmas en Change.org para respaldar su petición, el vocero de Beatriz alegó que sería un horror para ella saber que “ese monstruo”, podría seguir con vida.

Este es el mensaje de la campaña:

“En nombre de Doña Beatriz Zimmerman de Zárate madre de las pequeñas Olivia y Anna y en calidad de portavoz de la familia, dirijo a las administraciones arriba indicadas la siguiente SUPLICA.

El pasado 27 de abril las pequeñas Olivia de seis años y Anna de un año fueron secuestradas por su padre Tomas Gimeno, quien según el auto del Juzgado de primera Instancia de Instrucción nº 3 de Guimar murieron el mismo día a manos de su progenitor y arrojados sus cuerpos al océano y lastrados a una profundidad de mil metros.

Gracias a la labor de Guardia Civil y de los profesionales del buque ANGELES ALVARIÑO desplazado desde Vigo para esta búsqueda, fue localizado el pasado 10 de junio el cuerpo sin vida de la pequeña Olivia.

Es de suponer que en la bolsa vacía que estaba junto a Olivia contenía el cuerpo de Anna que por motivos de la rotura de esta no se encontró. Suponemos de acuerdo con el auto antes indicado que Tomas Gimeno acabo con su vida la madrugada del 28 de abril lastrando su cuerpo en el Océano, en ubicaciones que la investigación de Guardia Civil ha proyectado.

Para poder cerrar este horroroso crimen es necesario encontrar el cuerpo de la pequeña Anna y el de quien acabó con su vida.

Según nos comunican oficialmente, el buque permanecerá en la zona “unos cuantos días más”, después de que ya tuviéramos que solicitar una prórroga ante la fecha de fin prevista inicialmente para el jueves 17 de junio, lo cual nos deja perplejos y angustiados como a toda la sociedad española, así como fuera de nuestras fronteras que comparten con la familia el dolor por tan cruel acto machista, acabando con la vida de dos inocentes niñas solo para infligir el máximo dolor a la madre”.

Concluyen con la petición:

“Es por ello por lo que SUPLICAMOS:

Que la búsqueda de Anna y de su presunto asesino Tomas Gimeno NO CESE hasta que todas las zonas de sus posibles ubicaciones estén totalmente y de forma exhaustiva revisadas y así quede avalado por los investigadores de la Guardia Civil.

Pedimos que la búsqueda de Anna y de su presunto asesino Tomás Gimeno NO cese por otros motivos como puedan ser compromisos de trabajo, económicos o técnicos.

La familia de Olivia y Anna no podrá tener paz hasta recuperar el cuerpo de la pequeña y sobre todo el del presunto asesino, sería ello un dolor, angustia y horror añadido en este caso a la víctima que es Beatriz Zimmerman ante la remota idea de que semejante monstruo siga con vida”.

Firma como autor del mensaje, Joaquín Amills Bonet, el portavoz de la madre de las pequeñas Anna y Olivia, Beatriz Zimmerman de Zárate.

Nos sumamos a la petición de la madre de las niña esperando que pueda darle el último adiós a su hija menor y tener la serenidad de que el parricida no está con vida y en libertad. Comparte la campaña, todos podemos ayudar ¡FIRMA!