La lanzan al agua con apenas 3 meses para ver si sabía nadar

Lanzan al agua a una bebé de apenas 3 meses de nacida para comprobar su destreza en la piscina y el vídeo enciende un acalorado debate.

Si sabes nadar posiblemente no recuerdes el momento en el que aprendiste a hacerlo, pero quizás si tienes en tu memoria las herramientas que usabas para poder mantenerse a flote. A los niños suelen darles tablas, manguitos y salvavidas mientras logran flotar en el agua, sobre todo cuando le enseñan natación a temprana edad.

Pero algunos padres optan por un método que es muy controversial: lanzan al agua a sus hijos a pesar de que sean bebés para que aprendan a nadar motivados por su instinto de supervivencia.

Belén Suárez, es una mujer que difunde en su perfil de TikTok vídeos en los que aparece una bebé de apenas tres meses de nacida siendo lanzada a la piscina por su instructora de natación.

La mujer deja caer a la bebé al agua y ella intenta defenderse y mantenerse a flote.

“Esto hice con mi hija con 3 meses y ahora es campeona de natación”, dice la descripción del vídeo.

La pequeña intenta estar a flote y mantener su rostro en la superficie mientras la instructora la vigila y le hace juegos para distraerla.

@belenn.official#natacion #campeona #viral #metodo #infalible #flotar #nadar♬ sonido original – Las._Mnadarinas.desuga<3

Este método resulta muy extremo para algunos usuarios en las redes que comentan que ponen en riesgo a la bebé al dejarla caer a la piscina sin ningún tipo de flotador ni ayuda.

Pero Belén Suárez, y los que defienden este método para que los niños aprendan a nadar como campeones, aseguran que es la mejor manera de lograr que adquieran destreza y seguridad en el agua.

No es la primera vez que un vídeo de este estilo causa revuelo en las redes. Krysta Meyer, es una madre norteamericana que protagonizó una gran polémica después de que el vídeo de su bebé se hiciera viral en TikTok.

En la grabación, aparece su hijo Oliver, de ocho meses aprendiendo a nadar. La instructora de natación lanza al bebé al interior de la piscina y posteriormente se mete ella para ver cómo el niño lucha por salir a flote.

El vídeo fue visto 51 millones de veces en TikTok y alcanzó 22 millones de reproducciones en Twitter abriendo un debate sin precedentes sobre este particular método para enseñar a los bebés a nadar.

La madre de Oliver se pronunció para aclarar que se trataba de una clase de supervivencia en la que su hijo no se enfrentaba a ningún riesgo porque estaba siendo vigilado y dirigido por profesionales.

Ella quería mostrar el progreso de su bebé en el agua, se sentía orgullosa de ver cómo el niño intentaba mantenerse a salvo en la piscina.

“Muchas personas ven a un niño que es lanzado al agua y piensan que no está bien. Me acusan diciendo que no debería permitirlo, incluso me han amenazado y me han dicho que soy la peor madre.

Me dicen que pongo a mi hijo en peligro y que lo estoy traumatizando, pero no es más que una clase cuyo objetivo principal es la seguridad. Sé que parece una locura”, dijo Krysta.

Son muchos los padres que son partidarios de que sus hijos reciban clases de natación antes de cumplir el primer año, ellos se enfrentan a las críticas de los detractores que alzan su voz contra esta práctica.

La presentadora Pilar Rubio también fue blanco de comentarios negativos cuando compartió en Instagram un vídeo en el que enseñaba a su hijo menor, Alejandro, a familiarizarse con la piscina.

Pilar Rubio aseguró que fue asesorada por pediatras, y que empleaba esas técnicas bajo la supervisión de profesionales.

Según los expertos, la natación aporta beneficios en los niños en el área psicomotora, social y cognitiva. La Asociación Nacional de Pediatría (AEP) recomienda que los menores se familiaricen cuanto antes con el agua siempre que sean supervisados y estén en contacto directo con una persona adulta.

Que los niños sepan nadar hace que la experiencia de disfrutar en el agua sea segura, es importante que puedan defenderse del riesgo de sufrir un ahogamiento.

El proceso de desarrollo de cada niño es diferente, no todos están listos para empezar las clases de natación a la misma edad.

agua

Los padres deben tomar la decisión con la ayuda de su pediatra y según la madurez emocional del niño, sus habilidades, el nivel de confianza que tenga con el agua y su desarrollo físico.

Etiquetas: