La inteligencia de un joven de 21 años y “una pizza gratis” salvan a una niña secuestrada

Un empleado de Sainsbury fue más astuto para hallar a una niña de 4 años secuestrada que la policía, y a pesar de estar a miles de kilómetros, se las ingenió para que el captor le diera su dirección

Harry Brown, de 21 años, rastreó a la pequeña Yvette Henley a un hotel de Arizona, donde estaba con su padre Virgil Henley, de 28 años.

“En lugar de una pizza, le llegó la Policía” asegura el joven, que engañó al hombre para que le diera la dirección prometiéndole pizza gratis.

Harry, un verdadero héroe.

Harry, que vive en Staines, Surrey, al oeste de Londres y tenía a Virgil entre sus amigos de Facebook porque lo conocía a través de juegos online, y fue contactado por los abuelos de la pequeña para pedirles que los ayudara a encontrar a la pequeña.

Los abuelos, Gary y Kim Forester, estaban desesperados por hallar a Yvette, obtuvieron la custodia legal de la pequeña después que la Justicia decidiera que estaba sufriendo “daño emocional” viviendo con su padre.

Gary y Kim Forester, los abuelos de la niña de 4 años.

Virgil con su hija Yvette.

Tras la decisión de la Corte, Virgil escapó con la niña y estaba escondido en un hotel con su novia cuando Harry lo localizó, engañándolo con la promesa de pizza gratis.

Después de chatear dos días seguidos con el captor, se enteró que estaba también con su novia, Alyssa, también de 28 años, con quien había estado viajando y quedándose en hoteles baratos.

Entre chat y chat, Harry logró convencerlo de que le pasara la habitación del hotel en donde se quedaba, información que le pasó a la Policía y a los abuelos de la niña.

Así había contactado Gary a Harry por Facebook.

VER TAMBIÉN:  Las redes se estremecen con la noticia de que la modelo Lauren Wasser perderá su otra pierna

Con apenas 21 años, Harry logró engañar al padre de la niña.

En lugar del chico del delivery, la Policía golpeó a su puerta. Yvette fue rescatada y ahora vive tranquilamente con sus abuelos en California.

“Paso todo el día en internet pero no sabía que me iban a hablar personas que no conozco e iba a lograr encontrar a esta niña”, aseguró Harry.

“Está bien donde está ahora. Lloré mucho cuando vi las fotos con sus abuelos. La Policía estaba buscándola desde mayo y en dos días obtuve la ubicación exacta. Es raro como un conjunto de circunstancia que se conjugaron. Antes, Yvette había estado viviendo una pesadilla” contó.

Harry se emocionó cuando vio las fotos de Yvette con sus abuelos.

Ahora está en el mejor lugar para ella. Está siendo feliz. No puedo dejar de pensar en esto. Ha sido realmente un antes y un después para mi vida. Tenía muchas cosas en la cabeza pero ahora parecen todas insignificantes. Salvé la vida de esta niña. Tengo mucho más para sentirme feliz en el presente”.

Harry fue contactado por Gary después que vieran que le había dado un “Me gusta” a una de las fotos de Virgil.

La adorable Yvette.

El joven estaba acomodando estantes en su trabajo cuando le llegó el mensaje del abuelo. “Recibí ese mensaje de la nada”. El joven se preocupó y empezó a mirar con detenimiento el perfil de Virgil, que usaba un nombre totalmente distinto en Facebook.

Decidió enviarle un mensaje al hombre y comenzar una conversación de la nada, hablándole del clima. El padre de Yvette, que usaba Facebook bajo el nombre de Mark Johnson, le contestó “Detesto Arizona”.

Luego logró que le enviara la ubicación exacta.

Este es el chat cuando Virgil le da la dirección para recibir la pizza gratis.

VER TAMBIÉN:  Recibió un extraño "paquete" envuelto en bolsas plásticas para que lo llevara a un orfanato

Ahora Harry planea volar a California para conocer a Yvette y sus abuelos.

“Cuando desapareció Yvette estaba devastado… Me propuse encontrarla pero terminé perdiendo los dos trabajos que tenía. Estaba desesperado por encontrarla, no puedo explicar todo lo que ayudó Harry. Fue clave” asegura feliz Gary, quien ahora tiene a su nieta en su hogar, a salvo y sana.

Es increíble tener a Yvette en casa, recuerdo estar parado en la entrada mientras el auto se estacionaba. Salió, comenzó a gritar de alegría y corrió a mis brazos. La abracé y besé y me caían las lágrimas.

Fue muy emocionante. Sólo ver la alegría en su rostro fue increíble. Nos habíamos preparado para lo peor. Temía por su vida.

En mi corazón, Harry salvó su vida. Le estaré eternamente agradecido por eso” expresó Gary.

Yvette ahora vive con sus abuelos, quienes tienen su custodia legal.

Es increíble lo que hizo Harry gracias a su ingenio. ¡Comparte su increíble historia!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!