La humilde joven que vendía pelucas en su habitación logra abrir su propio negocio

Pese a lo difícil que es emprender un negocio, nunca se debe desistir hasta conseguir tener éxito y alcanzar la vida que tanto se desea tener, llena de felicidad y abundancia en compañía de los seres queridos.

Todo comenzó en su pequeña habitación

Esto lo sabe bien una mujer nigeriana llamada Chioma Alexa, quien comenzó su propio negocio de la forma más humilde, con la esperanza de un día poder crecer. Ella inició vendiendo pelucas en un reducido espacio, viéndose limitada a las cuatro paredes de su habitación.

Sin embargo, jamás perdió la fe y en cuestión de meses comenzó a ver incrementadas sus ventas y clientela. Parecía que su negocio estaba creciendo más rápido de lo esperado y, finalmente, ha podido abrir un gran establecimiento en donde sobra espacio para sus productos.

Para Chioma siempre fue un sueño poder tener su propio lugar de venta de pelucas, fue una promesa que hizo consigo misma y que se rehusó a dejar de lado. Por eso, cuando por fin lo consiguió, no dudó en mostrar su antes y después empresarial en las redes sociales.

“Como empecé y como voy. ¡Bueno, lo conseguí más tarde de lo que planeé, pero es mejor tarde que nunca!”, escribió la joven.

Fue así como el 14 de enero de 2021 esta joven pudo ver su sueño realizado y a su alegría se sumaron miles de usuarios de las redes sociales que quedaron impresionados con lo mucho que ha logrado, esperando que pueda sumar más objetivos cumplidos.

Al parecer Chioma no es la única que ha comenzado un negocio en medio de la pandemia y en lo pequeño de una habitación. Por eso todos los cibernautas le felicitan ampliamente y esperan tener la misma suerte que ella.

“Hazlo por mí, Dios, así como lo hiciste por ella, necesito un estudio para mi maquillaje. En este momento del año que viene, ya no usaré mi habitación como estudio porque también tendré mi propio lugar. Amén”, comentó otra usuaria de las redes sociales.

Además de la venta de pelucas, Chioma se ha dedicado a elaborar pastelillos de diversos sabores y a realizar entregas a domicilio, pero ahora todo eso ha quedado atrás y puede dedicarse exclusivamente a su negocio.

Chioma se ha convertido en una excelente consultora de belleza que siempre busca darle los mejores productos y consejos a sus clientes. Cada vez suma más hermosas pelucas a su exhibición y no deja de recibir nuevos clientes en su hermoso establecimiento nuevo.

Tú tampoco dejes de creer en tus sueños y no desistas en el camino, aunque demores en llegar nunca dejes de avanzar y tarde o temprano conseguirás lo que tanto has deseado. Comparte esta inspiradora historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!