La historia detrás de la foto viral de los sonrientes policías que arrestaron a un joven

Un policía, junto a una gran sonrisa marcada en su rostro, se llevó en hombros a un hombre en plena calle, después de que este saltara por la ventana de su casa, intentando huir. Rhys Williams, de 18 años de edad, se quejaba de tener dolor en los pies luego de saltar de la ventana, por lo que el oficial tuvo que cargarlo.

El joven Rhys fue arrestado el 20 de diciembre junto a otros nueve miembros de una banda organizada que dirigía la distribución y venta a alta escala de estupefacientes en Wrexham, al norte de Gales.

La banda fue sentenciada a un total de 31 años y 8 meses tras las rejas, después de admitir haber conspirado para suministrar medicamentos de clase A, en el Mold Corwn Court.

La operación policial contra esa banda organizada, se inició después de que uno de los traficantes fue descubierto con una gran cantidad de sustancias ilícitas en el maletero de su vehículo.

Durante casi un mes, cámaras ocultas implantadas por la policía, captaron movimientos sospechosos de dicha pandilla en una de las casas en el área de Clos Owen. Se estima que esta pandilla organizada, conseguía un total de casi 5.000 dólares a diario.

Su método consistía en enviar mensajes de texto a los consumidores notificando que los los productos que vendían, como si de dulces se tratasen; después las personas se dirigían a la casa donde compraban a través del jardín como si estuvieran yendo al supermercado.

Durante la investigación, se incautaron un total de casi 23.000 dólares en sustancias de clase A, la operación llevada a cabo por la policía, fue llamada “Operation Loot”. Las cámaras de seguridad captaron todas las pruebas necesarias para incriminarlos.

Kingpin Tyrone Edwards, de 24 años, residente en Tanyfron fue Arrestado durante las redadas, tendrá 6 años y 8 meses tras las rejas, él era quién se encargaba de recolectar las sustancias que vendían.

Kieron Gracey de 23 años, residente en Borras fue sentenciado a 3 años y 2 meses, por ser el “chofer” de Kingpin.

 

Ben Coffi (18), su casa era la que se utilizaba para la distribución y venta de las sustancias. Arrestado durante las redadas, fue sentenciado a 2 años y 10 meses.

Levi Rowlands, de 18 años, residente en Rhos, fue condenado a 2 años y 10 meses tras las rejas. Otros miembros de la banda también fueron detenidos.

 

 

Sin duda, una hazaña importante para el combate contra este tipo de actos, la sonrisa del policía expresa la satisfacción que siente al ver su misión cumplida. Comparte esta escena que ha dado tanto de qué hablar en las redes.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!