La historia de un solitario viudo que vende productos de limpieza para tener con quien hablar

Uno de los peores enemigos de la salud emocional del adulto mayor es la soledad. Es necesario combatirla para evitar que la amargura y la tristeza roben las ganas de vivir de las personas que por diversas razones han quedado solas.

Tal es el caso de un viudo que se inventó una manera de trabajar para tener gente con quien conversar.

Humberto Sainz López originario de los Mochis, Sinaloa es un padre de seis hijos que vive en Villa Colonial y quedó viudo hace un par de años.

Al fallecer su esposa y compañera de vida, Sainz López cayó en un estado depresivo, se sentía muy mal, la soledad lo embargó al punto de que nada le provocaba y cada día se sentía más melancólico y taciturno.

Los hijos se preocupaban al ver a su padre en ese estado. Cada uno tenía su vida realizada, pero deseaban que su progenitor saliera del hoyo emocional donde había caído.

El viudo, consciente de su realidad decidió ocupar su tiempo en algo productivo, y a la vez que le permitiera relacionarse de nuevo con las personas para poder conversar y distraerse un poco.

Fue así como se le ocurrió colocar un pequeño puesto de venta de productos de limpieza frente a la casa donde reside. Esto no sería muy difícil para él, de hecho, siempre ha trabajado por cuenta propia vendiendo productos como aceites y aditivos para vehículos.

La idea fue aplaudida por sus hijos porque veían en ello la posibilidad de que su padre vuelva a ser como antes, que lograra entretenerse con las personas mientras atiende su pequeño emprendimiento.

Mis hijos me dicen que me sirve de distracción”, comentó Sainz López.

Su caso fue publicado en Facebook, y muchas personas se enternecieron e interesaron por el valiente hombre. Después de eso, las ventas mejoraron notablemente, muchas personas iban a su casa a comprar sus productos y para conocerlo en persona.

El emprendedor piensa que a las personas les gusta ir a su puesto de venta porque es más fácil que ir al supermercado, u otro, allí cerca de sus hogares tienen sus productos de limpieza fácilmente, y con la atención agradable de un anciano amable y conversador.

Debido a la buena aceptación que ha tenido, no descarta la posibilidad de ampliar su campo de acción comercial para atender a más personas.

Comparte esta enternecedora historia con todos tus amigos, y dale mucho amor y apoyo a los adultos mayores de tu familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!