La historia de Seema, la noble doctora que cambió la vida de una comunidad en la India

Esta es la historia de una doctora que se convirtió en heroína para muchas personas de una humilde comunidad de la India, no se conformó con ayudar sino que hizo algo extraordinario para mejorar la calidad de vida de todos.

Cuando ella era estudiante de medicina solía visitar pueblos de la India para ayudar a personas con problemas de salud, lo hacía como voluntaria. Un día un grupo de mujeres se le acercó para decirle que si eran independientes y tenían trabajo, podían costearse los gastos médicos. Ese incidente la inspiró y la transformó de doctora a trabajadora social.

La Dra. Seema Saadika, de 30 años, reside en Bengaluru. Ella formó la Fundación Namma Mitra para trabajar en el desarrollo comunitario y empoderamiento de los pueblos en el estado de Karnataka al sur de la India.

A pesar de que Bengaluru es conocido mundialmente como una especie de Silicon Valley indio, a tan solo ochenta kilómetros de la ciudad, hay poblaciones que requieren ayuda de personas como esta admirable mujer. 

Ese incidente que la inspiró en sus días de voluntariado, la motivó a proveer cuidados médicos, educación y entrenamiento vocacional a individuos y comunidades en varias villas de Karnataka a través de su organización.

Seema cree en involucrar a las personas para que sepan resolver sus problemas. “Solo tenemos que hablarles para que los entiendan”, dijo. Sin embargo, los conflictos de esos lugares son complicados porque tienen diferentes creencias. Es difícil obtener resultados positivos después de discutir.

La Dra. decidió empezar a atacar los problemas empezando por los más pequeños. Los niños eran muy inteligentes pero la mayoría no tenía educación o tuvieron que dejar la escuela para trabajar.

VER TAMBIÉN:  Su pronóstico no es alentador, pero así lucha cada día por salvar su vida

Seema descubrió que uno de los motivos detrás de tantas deficiencias era la falta de electricidad, así que a través de la organización instaló un panel de energía solar en la zona que pudo proveerle a 160 hogares y a dos escuelas la luz. 

“Eso resolvió muchos problemas para chicas de la escuela, mujeres y niños que encontraban complicado y peligroso viajar después de las 6 pm” El panel solar también contribuye a darle funcionamiento al salón digital llamado E-Shala, en el que la organización proyecta animaciones para enseñar a los niños en pantalla grande. Eso es muy raro en la zona rural de la India.

Usando el proyector los estudiantes pueden aprender más sobre los diversos temas que ven en la escuela. El contenido registrado está diseñado según la agenda de clases y es manejado por uno de los estudiantes de esa zona rural.

“Esto ha ayudado a que los niños ganen confianza. Actualmente 500 chicos están estudiando a través de E-Shala“, dijo Seema.

Con más proyectos de este tipo, se crean oportunidades de trabajo. Por ejemplo, una persona fue contratada para atender el panel solar. Con la ayuda de Seema dos personas que sufrían de atrofia muscular consiguieron trabajo a pesar de que casi ni pueden moverse. Ahora este par tiene su propia tienda de reparaciones y viven haciendo lo que aman.

Namma Mitra está preparando más proyectos para entrenar a los aldeanos, de esta forma pueden ganarse la vida y no ser dependientes. “Lo que pasa es que cuando los niños se van de la escuela se meten en cosas indeseadas. El desarrollo de sus habilidades puede ayudarlos a ganarse un empleo y una dirección positiva para sus vidas”.

VER TAMBIÉN:  Le pidieron a un policía que sacara a un vagabundo de un restaurante pero hizo algo inesperado

Facebook

Ver casos como el de la Dra. Seema es inspirador, saber que hay personas en el mundo que no se conforman solo con ayudar, sino que van más allá y le brindan a una comunidad entera todo lo que necesitan. No se trata solo de cosas materiales, como bien esta historia deja claro, se trata de transmitir conocimiento. La auto suficiencia es lo único que puede darle estabilidad y felicidad a un pueblo.

Comparte esta historia con tus conocidos, es un ejemplo a seguir.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!