La esposa de Bertín Osborne cuenta su dramática experiencia tras contraer listeriosis embarazada

Cuando una mujer se embaraza, su mundo cambia para bien, a partir de ese momento el protagonista es esa criatura que está en su vientre, pero es triste que por negligencia médica él bebe se afecte para toda su vida, como le pasó al bebé de los esposos Osborne.

Bertín Osborne, el famoso cantante y presentador español se casó hace 13 años con Fabiola Martínez, una hermosa modelo venezolana con la cual tuvo a Kike, quien en la actualidad tiene 12 años.

El niño nació con una lesión cerebral producto de la enfermedad conocida como listeriosis que sufrió la madre durante el embarazo.

Fabiola cuenta con detalles lo ocurrido debido a una extensión del brote de listeriosis, que ha contagiado a más de 150 personas en España, al punto de que ya han fallecido dos personas producto de ese mal.

La vida del pequeño ha sido difícil, ha tenido que hacer frente a muchos problemas de salud, incluso ha sido operado unas cuatro o cinco veces.

Nació prematuramente, pero el inmenso amor y cuidados que le prodigan sus padres lo han ayudado mucho. Nunca han perdido la fe y las energías de que su hijo vaya aprendiendo a ser cada vez más independiente.

“Me mata pensar que, el día que yo no esté, mi hijo Kike no se pueda manejar como ahora”, comentó Osborne en una entrevista televisiva.

Fabiola también participó en el programa de televisión “Espejo Público” que transmite el canal Antena Tres, allí confesó que no conocía esa enfermedad hasta que le tocó padecerla.

Esta patología puede contraerse a través de una bacteria que puede estar en muchos alimentos, pero la ex modelo cree que, en su caso, pudo haber sido por ingerir un queso no pasteurizado, elaborado con leche cruda.

Cuando comenzó a sentirse mal, con dolores de cabeza, fiebre y malestar general, le informó de inmediato a su ginecólogo, pero en ese momento no le hicieron ninguna prueba de descarte, cuando lo supieron ya era demasiado tarde.

“Tardamos bastante en saberlo, cuando lo supimos la placenta ya estaba contaminada y Kike tenía una septicemia que fue lo que provocó el parto prematuro”, explicó la madre.

El bebé nació con apenas 29 semanas de gestación, y la enfermedad le hizo un daño enorme.

Fabiola aún se lamenta el no haberse hecho los exámenes a tiempo

“Si mi médico me hubiese prestado un poco de atención y hubiese hecho investigar qué me estaba pasando, tal vez hubiésemos logrado minimizar los daños”, se lamenta la preocupada madre.

La pareja sigue cuidando y amando a Kike. Además, Fabiola, a través de la fundación “Bertin Osborne” alerta y da aliento a las embarazadas, para que tomen las previsiones en cuanto a esta enfermedad. Hermosa y loable labor de esta admirable mujer.

Comparte esta dramática y aleccionadora historia con todos tus amigos, y recuerda que tu salud y la de los tuyos es lo más importante.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!