La enfermera que emocionó al mundo adoptando a un niño abandonado comparte fotos 4 años después

Sabemos que las heridas que quedan en un niño que es dejado a su suerte por sus padres, son inconmensurables; laceraciones del alma que duran para toda la vida y que nos hace preguntarnos con ese dejo de tristeza que genera tan solo imaginar que haya gente capaz de actuar así, ¿Qué piensa un padre o madre que rechaza a un hijo?

Una situación lamentable que ocurre en todos los países, siendo los más los llamados del tercer mundo, y es precisamente en uno de ellos donde se ubica el inicio de esta esta bella historia de vida.

Hope es un niño abandonado por sus padres que pensaban que era un mago y, adoptado por una noble enfermera danesa de nombre Anja Ringgren Loven, quien lo acogió como a un hijo y lo llevó a su casa para tratarlo por diversos problemas de salud, secuelas del aislamiento y la soledad en que quedó. El niño tenía gusanos en varias heridas y estaba en franco estado de desnutrición.

El encuentro entre Hope y Anja sucedió en Nigeria, África, donde la profesional de la salud se fue a vivir. Sin embargo, tiempo después se devolvió a su Dinamarca natal a trabajar en una ONG y, por supuesto, se llevó a Hope con ella hacia un futuro mejor. Allí le esperaba la compañía de más de 35 hermanos adoptivos, también rescatados por la enfermera.

La fotografía de la dama arrodillada frente al cuerpecito desgarbado y maltrecho de Hope para darle agua fueron todo un suceso de las redes sociales, no obstante, y según ha dicho la mujer, las fotos más importantes son las que ha publicado hoy en día, cuatro años después.

Hope ha crecido fuerte, sano y feliz

En ellas se puede notar el extraordinario cambio que ha dado este jovencito antes tan vulnerable; se lo ve fuerte, sano y feliz, al lado de su nueva familia que le brindó la oportunidad de una nueva vida mucho mejor. Un lugar donde recibió todo el cariño que necesitaba para cambiar su destino.

“Creo que la mayoría de la gente en el mundo ha visto u oído hablar de la famosa imagen de Hope y yo, donde me arrodillo frente a su cuerpo desnutrido y hambriento para darle agua. Hoy no quiero compartir esta foto. En cambio, quiero compartir fotos de Hope como se ve hoy, 4 años después del rescate, sano y feliz”, escribió Anja.

Un año después, Anja publicó una foto del primer día de clases de Hope, reproduciendo la pose de la imagen donde ella y el niño se dieron a conocer en todo el mundo; ese momento mágico cuando comenzó la verdadera felicidad tan ansiada por este niño.

“Es un joven muy fuerte, inteligente, divertido y guapo que, a pesar de todo, ¡sobrevivió!”, dijo Anja.

Las narrativas que trazan los casos de trato indigno infantil, tales como el rechazo del que muchos son objeto por parte de sus progenitores son múltiples, tan variadas y particulares como las personas involucradas en dichas situaciones.

Y aunque tengamos claro que nada puede ser tan devastador para un niño como estas vivencias, hay situaciones que pueden ser comprensibles. La ignorancia, la pobreza y la escasez de recursos es, en muchos casos, el factor más común.

Comparte esta bella historia de amor y esperanza, porque no es casual que ese sea el significado de Hope, en inglés: Esperanza. No podría tener un nombre mejor.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!