«Cambio trabajo por zapatos para mi hija»- Acude a las redes desesperado para ayudar a su niña

De alguna u otra forma, todos nos hemos visto afectados por la pandemia. El 2020 ha agudizado profundamente la crisis económica que muchos países ya venían enfrentando. Muchos han perdido su trabajo y cientos de familias se encuentran buscando nuevas maneras para poder llevar el sustento a sus seres queridos. Afortunadamente, casos como el de un hombre llamado Ariel Tula, nos recuerda que todavía hay esperanzas.

Ariel vive en la ciudad de Córdoba en Argentina.

Ariel es un dedicado padre de familia que siempre ha trabajado para llevar el sustento a su hogar. Lamentablemente, este año perdió su trabajo y la situación se ha vuelto especialmente difícil.

Se estima que el coronavirus dejó sin empleo a casi un millón de personas en Argentina.

Para él, su prioridad siempre ha sido su hija y se sintió con el corazón roto cuando descubrió que la pequeña necesitaba un nuevo par de zapatos pero él no contaba con el dinero suficiente para comprarlos. Durante semanas, el desesperado padre buscó trabajo, pero como no lo conseguía decidió intentar algo que nunca antes había hecho.

Cambio trabajo por zapatos para mi hija”, dijo Ariel.

Ariel no utiliza mucho la tecnología pero decidió probar suerte en un grupo de Facebook llamado Córdoba Clasificados. Allí hizo una publicación explicando su situación y pidiendo trabajo a cambio de un par de zapatos para su pequeña.

“Necesito unas zapatillas 36 para mi hija en su cumpleaños. Es el 13 de septiembre y eso es lo que ella quiere recibir”, dijo Ariel en la publicación.

Sus palabras fueron tan decididas y amorosas que muchos quedaron conmovidos con su esfuerzo. El cumpleaños de su hija se acercaba y Ariel no quería dejar pasar esta fecha tan especial para darle el par de zapatos que tanto necesitaba y anhelaba.

«Lo que necesite lo ayudo, se lo arreglo, se lo limpio», decía la publicación

De inmediato, muchas personas comentaron felicitándolo por sus ganas de trabajar, aunque por desgracia, no había nadie dispuesto a ofrecerle lo que tanto necesitaba. Después de un par de días, la publicación se volvió viral y la historia de Ariel llegó a los oídos de una mujer llamada Giuliana Pedernera.

Ella vende zapatos y no dudó un instante en contactar a Ariel para ayudarlo sin cobrar nada a cambio.

“Hola. Yo vendo calzados. Escríbeme y te paso fotos para elijas unas zapatillas. Yo se las regalo a tu hija”, dijo Giuliana.

Un par de días después, la linda hija de Ariel se encontraba muy feliz con sus nuevas zapatillas. Giuliana cumplió su promesa y celebró en las redes todo el sacrificio y el trabajo de Ariel en medio de todo lo que ha significado la crisis del coronavirus.

En momentos tan difíciles como este, debemos apoyarnos los unos a los otros. Comparte este acto solidario para celebrar la dedicación de Ariel, es verdaderamente un padre ejemplar.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!