A los 8 años lo que más le gusta es diseñar y coser ropa para sus muñecas y su hermana lo defiende

A pesar de los esfuerzos hechos actualmente para promover la igualdad y el respeto todavía hay personas que mantienen los estereotipos tradicionales de la sociedad juzgando a aquellas que son diferentes.

En algunos casos, incluso señalan a los niños por practicar juegos o actividades generalmente asociadas con otro género. Tal como le ocurre a Fran, un niño de 8 años al que le encanta diseñar y coser ropa para sus muñecas, una práctica que según los esquemas tradicionales solamente debería ser para niñas.

Fran es de Badajoz, desde que tenía 6 años ha sido blanco de comentarios negativos y señalamientos en el colegio por su afición por el diseño y la costura.

Su madre lo llevó a una psicóloga infantil para ofrecerle ayuda, en su casa, siempre le han manifestado su apoyo sin emitir ningún tipo de juicio sobre lo que a Fran le gusta.

Recientemente, Araceli Sierra, hermana de Fran, publicó un hilo en su perfil de Twitter en el que cuenta su experiencia y lo defiende.

“¡Los juguetes no tienen género!”, escribió Araceli.

Parece increíble, pero algunas personas no conciben que un niño también pueda jugar con muñecas y objetos alusivos a la moda sintiendo afición por la costura. No comprenden que no deberían existir juegos ni actividades determinadas para niño o niña.

“Les presento a Fran, mi hermano pequeño de 8 años. A su corta edad sabe muy bien lo que le gusta; la costura y el diseño”, así comenzó el mensaje de Araceli.

A Fran siempre le ha encantado diseñar y confeccionar conjuntos de ropa para muñecas, simplemente las miraba ideando un outfit que después diseñaría. Ella relató que comenzó usando globos para crear las prendas de ropa.

Después comenzó a pedirles a sus familiares retazos de tela que pudiera emplear para su hobby con la finalidad de que sus prendas de ropa se vieran más reales.

Comenzó a confeccionar trajes con diversos materiales, incluso creó diseños con pañuelos para limpiar las gafas.

Su familia procuró que siempre tuviera al alcance los materiales necesarios para hacer sus diseños.

“Este verano asistió a un curso de costura con una diseñadora extremeña. Fue corto, pero intenso, su última creación fue una falda para mí”, relató la hermana de Fran.

Lamentablemente, Fran no ha recibido el mismo apoyo en el entorno escolar y hace dos años sufrió mucho por eso.

“Él no contaba nada en casa, quizás por miedo, pero nos llegaron rumores de todo lo que podía estar pasando mi hermano en el colegio. Por lo que mi madre decidió intervenir”, relató Araceli.

La madre de Fran acudió al colegio junto a Araceli para conversar con los directores, el jefe de estudios y profesores, ellos les dijeron que no tenían conocimiento de la situación. Así que le preguntaron a Fran, y él contó que se sentía rechazado y hablaban mal de él porque era un poco diferente.

La madre y la hermana de Fran notaron que no tomaban medidas para ayudar al niño, contactaron a una psicóloga infantil para que le ofreciera ayuda y supieron que cuatro niñas mayores que él incluso le pegaron por jugar con muñecas en la hora del recreo.

Una vez que tuvieron un informe de la psicóloga lo llevaron al colegio, la directora se disculpó con la familia porque no prestaron atención al caso y subestimaron el sufrimiento del niño.

El mensaje de Araceli se hizo viral, y a través de la experiencia de su hermano quiere crear consciencia sobre la igualdad.

“Debemos dejar a los niños que jueguen con lo que quieran, ¡los juguetes no tienen género!”.

Miles de usuarios en las redes expresaron su apoyo hacia Fran y su familia, algunos aprovecharon la oportunidad para compartir otros casos parecidos de niños a los que les gustan las muñecas, la moda o la costura. Compártelo como un mensaje de respeto, igualdad y tolerancia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!