El desgarrador rescate de Anthony, un niño de 5 años que sufría horribles torturas

Es casi imposible relatar esta historia y contener las lágrimas, una vez más vemos cómo seres humanos atentan contra la integridad de un niño indefenso que se supone que deberían cuidar y proteger. Parece que no tienen alma, porque con la mayor crueldad posible convirtieron los días de Anthony en una horrible pesadilla.

El pequeño Anthony, de 5 años, es parte de una familia disfuncional. Su papá lo envió temporalmente a casa de su hermana, tía del menor, para que lo atendiera y aprendiera inglés en México mientras él podía trasladarlo a Estados Unidos.

Sus tíos lo golpeaban, lo encerraban, lo encadenaban y no lo alimentaban por tiempo prolongado. ¡Es desgarrador! ¿Quién es capaz de hacerle algo así a un niño?

Anthony se ha convertido en el rostro del maltrato infantil en México.

Una horrible pesadilla

La noche del martes pasado, las autoridades de la Procuraduría de México realizaron un operativo especial en una vivienda ubicada en el grupo Gustavo A. Madero tras recibir varias denuncias anónimas que relataban que en esa residencia podían escuchar los gritos desesperados de un niño.

Así que después de recibir tantas denuncias se dirigieron al lugar a investigar qué sucedía, y encontraron el pequeño entre cobijas, no tenía ropa y estaba tan débil que ni siquiera podía ponerse de pie.

Su cuello estaba amarrado con cinta adhesiva de embalaje, así que las autoridades pudieron comprobar los severos maltratos a los cuales era sometido.

Juan Carlos Loaeza y Olivia Castro, de 32 y 33 años de edad, tíos del menor, responsabilizaron al papá de Anthony de las torturas y golpes que presentaba.

VER TAMBIÉN:  Un gesto inesperado cambió para siempre la vida de John, un afligido niño de la calle

Cuando rescataron al niño, él confesó que su papá lo golpeaba con una lámpara y le quemaba la cabeza, dijo que su tío también le pegaba.

Las autoridades trasladaron a Anthony a un centro de salud donde le realizaron estudios para comprobar su edad y el grado de desnutrición que padecía. Así como los daños psicológicos y también determinar su había sido víctima de abuso sexual.

La policía logró detener a los tíos del pequeño y podrían ser condenados a 60 años de prisión.

Anthony nació en California, Estados Unidos, se desconoce cómo llegó a México, aunque las autoridades pudieron conocer que su madre vive en Estados Unidos.

Gracias a la colaboración de la Embajada de Estados Unidos en México, comprobaron que el menor de cuatro años es de nacionalidad estadunidense. La Fiscalía para la Atención de Niñas, Niños y Adolescentes tiene el acta de nacimiento y están investigando a sus padres para saber cómo terminó en esa residencia siendo víctima de tantas torturas.

Anthony tenía desnutrición severa, hace más de dos meses que no asistía a la escuela y presentaba quemaduras de cigarro, entre otras lesiones.

La madre del menor vive en San Diego, California, fue localizada y entrevistada por un reconocido medio de comunicación mexicano. No pudo contener las lágrimas al ver el estado en el que se encontraba su hijo.

La custodia de Anthony permanecerá a cargo de las autoridades de México.

El día que Anthony volvió a nacer

Para Anthony, el día de su rescate comenzó una vida nueva, cuando las autoridades lo rescataron lo primero que hizo fue sollozar y extender su manito para responder cuántos años tenía, cinco.

VER TAMBIÉN:  "El bebé más prematuro de la historia" con 21 semanas y sólo 0,5kg prospera tres años después

Él estaba en una habitación muy oscura, encadenado y con muchas laceraciones en su cuerpo que indicaban que había recibido muchos golpes en la cabeza, brazos y piernas.

El director de la Red por los Derechos de la Infancia en México, Juan Martín Pérez, comentó que lamentablemente los casos como el de Anthony son muy frecuentes. Sobre todo cuando los niños padecen una discapacidad mental o física porque son más vulnerables.

En ese país, son muchas las familias de escasos recursos que tienen a menores encerrados por “vergüenza”, es necesario que las autoridades les ofrezca su orientación y les informe que están cometiendo un delito.

CNN

Los niños no son de su propiedad, son ciudadanos que tienen derechos y merecen respeto. “Tenemos que demostrar que no hay impunidad, si hay autoridades que han ignorado denunciar previas merecen ser sancionadas. Si los adultos que someten a un menor al cautiverio y tortura no reciben un castigo estamos transmitiéndoles a los demás que pueden hacer lo que quieran con un niño y no pasa nada”.

Para Anthony apenas comienza el camino de la recuperación, necesita sanar sus lesiones físicas y también las heridas que han atacado su corazón y su alma.

La persona que hizo esa denuncia anónima se convirtió en su héroe, gracias a su llamado las autoridades pudieron conocer lo que estaba sufriendo este pequeño y salvaron su vida.

Es muy importante denunciar cualquier caso de maltrato ¡Compártelo con tus amigos!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!