La emotiva historia del papá que solamente podía comprar comida para sus dos hijas

La historia de este hombre nos llegó al corazón, se trata de un padre soltero que se dedica a trabajar para mantener a sus dos hijas y garantizarles un buen futuro. Él nos demuestra que el amor y compromiso que siente por sus pequeñas le da la capacidad de enfrentarse solo a las más duras adversidades.

Su imagen en un restaurante de comida rápida ha conmovido a miles de personas, porque él pudo comprar comida para sus hijas pero no para sí mismo.
Aquí vemos a Ryan Arebuabo sentado en una mesa en Jollibee, una reconocida cadena de pollo frito en las Filipinas. Es una ocasión especial y esa es la razón para comer afuera.

Están celebrando la graduación de una de las niñas de la escuela.

Mientras las dos pequeñas comen su delicioso pollo frito el padre, Ryan Arebuabo solo se sienta a observarlas comer. No puede darse el lujo de pagar por un plato más, Ryan Arebuabo apenas gana lo suficiente para llegar a fin de mes y mandar sus amadas y atesoradas hijas a la escuela cada día.

Su historia fue compartida por Jhunnel Sarajan quien estaba junto a ellos en el restaurante y tomó esta foto que poco después se hizo una sensación mundial.

Esta pequeña familia vive en Tondo Manila en Filipinas, en una pequeña casita de 4 metros por 4 metros construida de láminas de madera y metal.

El padre de las niñas, Ryan Arebuabo se despierta todos los días a las cinco de la mañana para preparar a las chicas para las clases. Ryan pasa el resto de su día trabajando en un pequeño kiosko de comida vendiendo dulces y botanas. Él gana entre 2 y 4 dólares por día en el kiosco, además de 40 dólares mensuales extra.

VER TAMBIÉN:  Arden las redes con la polémica respuesta de un hotel a la youtuber que pidió alojamiento gratis

Para este padre y su familia esto apenas es suficiente para vivir.

La razón por la que Ryan Arebuabo es padre soltero es devastadora. Varios años atrás él sufrió un accidente cerebrovascular que lo dejó inhabilitado para trabajar por muchos años. Su esposa lo dejó poco después del incidente, llevándose a las dos niñas con ella.

Debido al ACV Arebuabo está impedido para trabajar en un empleo mejor remunerado.

Las niñas se llaman Rose Ann quien tiene 8 años y Rose May de 6 años. A pesar de sus esfuerzos Arebuabo no pudo convencer a su mujer de que regresara a casa, pero al menos pudo ganar la custodia de las pequeñas quienes ahora están con él nuevamente.

En el portal de su casa Ryan Arebuabo con su hija Rose Ann presentan la foto de graduación del colegio, la razón para celebrar en ese día en que les tomaron la foto viral.

La devoción abnegada de este padre para con sus hijas es realmente admirable. Tal vez en un futuro si las niñas pueden obtener un mejor porvenir gracias a su sacrificio, ellas reconocerán el amor y la dedicación de su padre amoroso.

Después de que se conoció esta historia la respuesta de todas las personas alrededor del mundo ha sido abrumadora.

Jhunnel Sarajan, quien tomó la foto original que se hizo viral, les creó una página de Facebook llamada “El padre abnegado” dónde se puede ver a Tatay Ryan Arebuabo y su progreso, puedes visitarla aquí. La idea es mantener a todo el mundo actualizado respecto a la vida de esta pequeña familia y cómo les está yendo.

VER TAMBIÉN:  Las últimas fotos de una niña polaca de 14 años en Auschwitz a color conmueven al mundo

Gracias a la masiva atención que recibió esta noticia las condiciones de Papá Ryan Arebuabo (Tatay Ryan) y de sus dos pequeñas han empezado a mejorar.

Y aún parece que lo mejor está por venir.

 

Ryan recibió la oferta de doce sesiones de terapia de un generoso Doctor en su área. Arebuabo ya recibió dos de las terapias, y faltan 10 más por hacer.

Un programa de TV le ofreció un viaje restaurador de bienestar a él y a su familia a Calatagan en Batangas. Una cadena de comida ofreció darle electrodomésticos para su humilde hogar y del aporte generoso de muchos individuos Ryan podrá realizar los exámenes de laboratorio necesarios para determinar su condición médica actual y poder recibir la medicina adecuada.

Tatay Ryan Arebuabo y sus niñas también han recibido comestibles, un saco de arroz y contribuciones para su kiosco.

Una cadena de comida reconocida ofreció mejorar el kiosco para ayudarlo a obtener por sus propios medios una mejor calidad de vida.

 

Arebuabo planea comprar un triciclo para el sustento de su hermano mayor con parte de las donaciones recibidas. Pero si alguien quiere ayudar puede también ofrecer otros medios de subsistencia viables para Ryan y su familia.

Generosas personas han donado implementos escolares para las niñas que se necesitan constantemente.

Ahorita ellos necesitan medicinas y vitaminas para las niñas o cualquier otra forma de ayuda los detalles de contacto y sus cuentas bancarias están disponibles aquí en la página de Facebook que creó Jhunnel y donde se puede ver su progreso.

Comparte esta conmovedora historia porque el amor de un padre no conoce los límites.

VER TAMBIÉN:  Confirman la muerte de Julian Cadman, el niño desaparecido durante el atentado de Barcelona
¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!