El rostro de las 20 víctimas fatales de la masacre de El Paso

El pasado sábado 20 personas perecieron en el asalto perpetrado por Patrick Crusius en una tienda Walmart del Centro Comercial Cielo Vista, un lugar muy concurrido por personas de ambos lados de la frontera al estar pegado a México.

Entre las 20 personas está un adolescente de 15 años y una madre que perdió la vida mientras intentaba proteger a su bebé, igual que su esposo. Él había estado trabajando en la construcción de una casa para su amada familia.

También perdieron la vida seis ciudadanos de MéxicoMiles de personas se han solidarizado con los afectados de este lamentable hecho que injustamente les arrebató la vida a 20 seres inocentes. El mundo se ha volcado para repudiar el acto que cometió Patrick Crusius.

Entre los fallecidos está Arturo Benavides, de 60 años, quien se encontraba de compras con su esposa. Ella logró huir del lugar, pero él no pudo escapar.

Su familia estaba devastada, el domingo buscaban con desespero noticias sobre él. Jacklin Luna, sobrina de Arturo, lo describió como “una persona muy especial, cariñosa y generosa”.

“Él era la persona que siempre daba una mano amiga, un hogar donde quedarse y rica comida. Nos amaba a todos, le gustaba disfrutar el domingo sentado en el porche junto a su perro Milo que solía ponerse a sus pies”, relató ella.

Jordan y Andre Anchondo, dejaron a su pequeño de dos meses. Su madre murió mientras trataba de protegerlo. El bebé sufrió varias fracturas, se encuentra ingresado en el hospital, de acuerdo con sus lesiones, los médicos aseguraron que lo más probable era que su madre haya tratado de resguardarlo de las balas.

“Cuando le dispararon, cayó sobre él”, dijo su hermana.

La pareja dejó otras dos hijas, estaban comprando útiles escolares para el regreso a clases cuando fallecieron.

Angie Englisbee, una abuela de 86 años también fue víctima del atentado. Will Englisbee, su hijo, relató en una entrevista que su hermano hablaba con su madre por teléfono mientras ella hacía la fila en la caja del Walmart solo minutos antes de los disparos. Dejó siete hijos a quienes cuidó sola tras el fallecimiento de su esposo.

Javier Rodríguez apenas tenía 15 años, su tía Elvira Rodríguez lo identificó el domingo en horas de la tarde. Antes había compartido una foto de él en su perfil de Facebook solicitando cualquier tipo de información sobre su paradero.

“Simplemente no entiendo, estoy muy confundida y molesta. Que descanses en paz bebé, te amamos mucho”, dijo la tía del adolescente.

Leonardo Campos trabajaba como profesor en el colegio Pharr-San Juan Alamo, era maestro de secundaria. Un amigo suyo escribió: “Leo, fuiste un gran amigo, con un gran corazón. Te vamos a extrañar hermano”.

En el tiroteo también perdieron la vida siete ciudadanos de México, el presidente Andrés Manuel López Obrador, confirmó que además de las víctimas fatales dos adultos y una niña de 10 años resultaron heridos.

Sara Esther Regalado y Adolfo Cerros Hernández también están entre los fallecidos. Sus hijos anunciaron la noticia.

Gloria Márquez era una madre y abuela muy dedicada que también perdió la vida en el lugar de los hechos.

Sus nietos la describieron como una mujer amorosa, generosa y dedicada a su familia.

Jorge Calvillo García falleció en el tiroteo dejando enlutada a su familia, el alcalde de Coahuila confirmó la noticia y escribió un mensaje de condolencias.

María Eugenia Legarreta Rothe es de Chihuahua, también falleció, su hermana escribió: “Es algo que no puedo asimilar”. Ella se dirigía al aeropuerto a recoger a su hija, pero se detuvo en Walmart para hacer algunas compras.

Ivan Filiberto Manzano dejó huérfanos a dos hijos, uno de cinco y el otro de nueve años.

Elsa Mendoza de la Mora trabajaba como maestra, y era directora de la escuela primera Jaime Torres Bodet. Había ido al Walmart a comprar algunos artículos y su esposo e hijos se quedaron esperándola dentro del auto.

Este lamentable hecho ha sido la octava masacre más mortal de la historia de Estados Unidos.

Las cámaras de seguridad del lugar grabaron al hombre entrando por el acceso principal con un rifle de asalto AK47. Se presume que tenía protectores auditivos y pantalones de carga.

Abrió fuego en el estacionamiento del Walmart atentando contra niños y adultos que estaban fuera de la tienda, algunos vendiendo agua o pidiendo dinero para sobrevivir.

Después se dirigió al interior de la tienda por la puerta principal muy tranquilo y confiado según uno de los testigos.

Compartamos un mensaje de solidaridad con todas las familias que han sido afectadas y seguimos atentos a los avances de este caso.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!