La desoladora foto de un niño rezando por los 5 miembros de su familia que tienen coronavirus

No podemos negar que ante la difícil situación que atraviesa el mundo debido a la pandemia, la oración se ha convertido en el mayor refugio y consuelo de millones de personas.

Sin embargo, no es tan común ver a un niño realizando esta práctica que puede conmover a los corazones más susceptibles.

Recientemente, una madre se sorprendió al encontrar a su hijo orando en el patio de la casa de la manera más tierna que te puedas imaginar.

El abuelo del niño está conectado a un respirador artificial.

El pequeño al darse cuenta que la mayoría de su familia contrajo el COVID-19, quedando completamente prohibidas las visitas a las personas que se encontraban aisladas, decidió rezar por ellos, especialmente por su abuelo, quien ya había cumplido un mes de haber ingresado al hospital.

La familia Paulus, tuvo la desdicha de vivir en carne propia el terrible infortunio de tener cinco familiares en aislamiento por el coronavirus.

El niño tiene por nombre Owen.

Dos tíos, dos abuelos, y un primo del niño estaban infectados. Lamentablemente, la familia tardó en reconocer los síntomas y cuando se dieron cuenta ya varias personas se habían contagiado. Al respecto un miembro de la familia comenta:

Cada uno de nosotros, presentó síntomas diferentes. Más tarde logramos asociar las semejanzas entre todos. Yo tenía síntomas similares a los de mi mamá y mi esposa con mi padre, inicialmente no conectamos los puntos».

Si bien cuatro de los contagiados se estaban recuperando satisfactoriamente, aún el abuelo de Owen permanecía en la Unidad de Cuidado Intensivos.

Ante ello, el pequeño hizo una oración especial en el patio trasero de la casa, el niño estaba jugando con algunos carritos de plástico sobre una mesa de vidrio, cuando de pronto, hizo algo que dejó a su madre sin palabras.

La imagen del niño orando rápidamente se volvió viral.

Dejó los juguetes a un lado, inclinó su cabeza, y elevó sus manos cruzadas posándolos sobre la frente. Todo lo que hacía era orar por su amado abuelo.

La madre del niño, Brandee Hanes, le tomó una fotografía y la publicó en su cuenta de Facebook en la que escribió lo siguiente:

 Mi hijo está orando por su familia. Todo lo que sabe es que su abuelo está muy enfermo y lo extraña muchísimo”.

Sorprendentemente, la comunidad de Facebook respondió satisfactoriamente, cientos de personas compartieron y comentaron la publicación. También escribieron palabras de consuelo para apoyar a la familia afectada por el virus.

Aunque el abuelo aún permanece en el hospital, Hanes ha realizado algunas actualizaciones en su red social comentando que su padre, afortunadamente, ha ido mejorando. Deseamos que el valiente Opa se recupere y vuelva pronto con su familia.

Sin duda, los médicos ayudan a mejorar el cuerpo, pero la oración sana el alma. Anímate a compartir esta nota en tus redes y hagamos una cadena de oración por todas las personas que en este momento luchan por su vida en un hospital.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!