La desesperada súplica de la abuela de un niño de 5 años que padece cirrosis hepática

Alex, un niño de origen muy humilde y de tan solo cinco años de edad de Sicaya, en la provincia de Huancayo, en la región de Junín en Perú, está pasando un terrible momento en su vida producto a una penosa enfermedad que le impide caminar y le provoca fuertes dolores.

El pequeño fue abandonado por sus padres cuando tenía un año y su abuelita lo tomó a su cargo, cuidándolo y atendiéndolo dentro de sus escasas posibilidades económicas.

El sufrimiento que vive el pequeño debido a la cirrosos hepática que padece, conmueve. Tiene el abdomen inflamado y le crece aún más constantemente. Esto hace que no pueda caminar ni realizar actividades propias de un niño de su edad.

Alex ya fue desahuciado por los médicos, pero para calmar un poco los dolores que padece por su enfermedad, necesita ser sometido a una hemoterapia en Cuba, pero su devastada abuelita, llamada Carmela Quispe, no cuenta con los recursos económicos para ello.

No obstante, la amorosa abuelita no se da por vencida y ha comenzado una campaña para recolectar toda la ayuda que pueda para mejorar la calidad de vida de su nieto quien llora constantemente producto de los intensos dolores. Necesita una silla de ruedas, pañales, ropa, víveres y medicinas.

Carmela Quispe con los ojos inundados por las lágrimas, solicitó ante Huancayo Noticias ayuda para su nietecito. El moderador del programa la instó a que planteara su solicitud para que el Alcalde la escuche.

#CarmelaQuispe abuelita de Alex Thiago (5) paciente de CIRROSIS solicita todo tipo de apoyo ya que fue desahuciado por los médicos.

Publiée par Huancayo Noticias sur Mercredi 17 avril 2019

Allí, en sus escasas y entrecortadas palabras, la noble anciana explica todo lo que está pasando su nieto. El conductor contactó al Alcalde de la municipalidad quien vía telefónica ofreció brindar su apoyo la angustiada mujer, primeramente con víveres y con todo lo básico para que esté más tranquila. Asimismo, le dio palabras de aliento para que soportara las pruebas que Dios pone en el camino.

Después, el conductor del programa de radio puso en línea a un médico internista, el doctor Vladimir Espinoza, a quien ya le habían enviado el perfil diagnóstico para ver de qué manera podría ayudar al niño.

El especialista corroboró la magnitud de la enfermedad y la cantidad de órganos que tiene comprometidos el pequeño Alex. Indicó que la enfermedad no tiene un tratamiento como cura en la actualidad. Además, el medico se comprometió a recibir al paciente y apoyar en lo que estuviera a su alcance para mejorar su calidad de vida.

Estas son las causas que necesitan de todo nuestro apoyo. Este niño y su abuela necesitan de personas de buena voluntad que les den la oportunidad de, por lo menos, dignificar un poco su sufrimiento.

Comparte esta emotiva historia con todos tus amigos y ayudemos a Alex.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!