La bebé más feliz del mundo regrese a casa después de pasar casi toda su vida en el hospital

Valentina Garnetti es una hermosa bebé que ha llegado para recordarnos la importancia de la perseverancia.

Poco después de su nacimiento, Valentina fue diagnosticada con el Síndrome de Corazón Izquierdo Hipoplásico.

Esta condición significa que esa parte de su corazón no se encuentra tan desarrollada como debería y por lo tanto no bombea suficiente sangre a todo su cuerpo.

Por esta razón, Valentina tenía el pulso débil, dificultad para respirar y muchos otros problemas.

“Tuvo complicación tras complicación: accidentes cardiovasculares, convulsiones y reacciones anafilácticas”, explicó la madre de Valentina.

Desde entonces, los médicos decidieron que lo mejor sería internarla en el Hospital Infantil de la Universidad de Michigan.

Su condición era realmente complicada y había ocasiones en que realmente no sabían si la pequeña lograría sobrevivir.

En medio de todo este caos, la dulce Valentina no paraba de sonreír y enamorar a todos a su alrededor.

Sus familiares y empleados del hospital comenzaron a referirse a ella como la bebé más feliz del mundo.

“A pesar de todo lo que ha pasado, ella es pura alegría. Ama a todos y simplemente adora vivir”, dijo Francesca Garnetti, su madre.

En una ocasión, los médicos pensaron que la perderían y Valentina fue trasladada al Hospital de Niños de Filadelfia. Allí pasó 9 días ingresada y recibió un tratamiento que le salvó la vida.

Después regresó nuevamente al Hospital de la Universidad de Michigan para seguir siendo monitoreada por sus médicos de siempre.

Esta pequeña había pasado prácticamente la totalidad de su vida en hospitales. Algo realmente duro para ella y para toda su familia.

Finalmente, poco antes de cumplir los dos años de edad la familia recibió la noticia que tanto habían esperado: Valentina volvería a casa.

Con el paso del tiempo, Valentina necesitará otras intervenciones médicas, pero ha recorrido un largo camino para demostrarnos que jamás debemos rendirnos.

“Su alegría es tan genuina. Ella nos inspira cada día a seguir adelante” dijo Francesca.

Su familia necesita ayuda para cubrir todos sus gastos médicos y han creado una campaña en GoFundMe para seguir en esta difícil lucha.

Celebramos lo lejos que esta linda bebé ha logrado llegar. Esperamos que siga luchando con todas sus fuerzas y disfrute al máximo de su tiempo junto a su familia.

Ningún bebé merece pasar los primeros dos años de su vida luchando por su salud, pero esta dulce niña lo ha logrado con una enorme sonrisa.

¿Sabías sobre este difícil síndrome que afecta a tantos bebés? Comparte esta nota para ayudar a crear conciencia.