Katy Perry aparece mostrando su cuerpo «al natural» tras dar a luz a su bebé

Ser madre o padre por primera vez es el acto de amor más maravilloso que una mujer o un hombre pueden experimentar en la vida. No obstante, es la madre quien alberga dentro de sí a un nuevo ser, experimentando muchos cambios durante la gestación.

Alberga una nueva vida que va creciendo dentro del vientre, a la que debe cuidar y alimentar, y que modifica por completo su cuerpo, no solo externamente, también cambia su centro de gravedad, la disposición de sus órganos, sus hormonas… una fase que, después del alumbramiento aterra a muchas mujeres por cómo se verán después de dar a luz.

Pero, no a todas les sucede, pues la cantante Katheryn Elizabeth Hudson, mejor conocida como Katy Perry, se encuentra feliz en el momento más brillante de su carrera artística, pero, además, de su vida personal.

Después de dar a luz a su pequeña hija, fruto de su unión con el afamado actor Orlando Bloom y lanzado una exitosísima nueva placa que ya se encuentra entre los primeros lugares en ventas, también mostró orgullosa su cuerpo postparto al natural en unas fotos que le están dando la vuelta al mundo a través de las redes sociales.

A pesar de que aún no ha presentado a su retoño ante los medios de comunicación, y en tan solo una ocasión dejó verse con su físico postnatal, finalmente, y después de permanecer durante un mes confinada en su casa, aprovechó este 25 de octubre pasado, día de su cumpleaños, para salir a pasear por las calles de Los Ángeles y mostrarnos cómo luce.

“Katy Perry caminando por las calles de Los Ángeles y mostrándose el natural”, se lee en un comentario a la publicación.

La primera vez que se le vio fue durante los días de las elecciones presidenciales estadounidenses, cuando salió a ejercer su voto disfrazada con un sello electoral y un suéter color beige que delineaba su inconfundible silueta.

Pero, esta segunda vez, fans y paparazzis se quedaron pasmados, boquiabiertos ante su apariencia actual, sin un átomo de maquillaje en su rostro, usando un mono deportivo y gorra azules, tranquila con sus kilitos bien ganados durante el embarazo.

“Estamos flotando de amor por nuestra hija”, declaró Perry en una entrevista.

Daisy Dove Bloom, como fue bautizada la pequeñita es la primera hija de Perry y la segunda de Bloom. El actor de 43 años tiene otro hijo en común con su exesposa Miranda Kerr, llamado Flynn, y la vocalista dio la noticia de su embarazo en el mes de marzo pasado.

La verdad es que su prioridad ahora no son las dietas o las cirugías para recobrar su antigua figura, Perry no le teme a mostrarse tal cual es y su única motivación es su nueva hija. Ella solo parece disfrutar mucho de toda la novedad que implica ser mamá.

Incluso le ha recordado a sus fans y seguidores en sus cuentas digitales que estén en la misma situación, que cada cuerpo es diverso y que cada mujer toma el tiempo que crea conveniente para recuperarse. Ella, por el momento está feliz y disfrutando de cada segundo junto a los suyos.

Muchas felicidades y éxitos para esta nueva familia. ¡Bienvenida al mundo, Daisy Dove! Comparte esta historia con tus familiares, amigos y seres queridos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!