Muere la mujer que cambió la quimioterapia por una dieta “para no intoxicar su cuerpo”

Es muy cierto que cada persona es libre de tomar sus decisiones, sin embargo, es muy importante considerar todas las alternativas, especialmente cuando se trata de la salud.

Katie Britton-Jordan, madre y fabricante de joyas diagnosticada con cáncer falleció después de rechazar el tratamiento para el cáncer con NHS a cambio de una dieta vegana porque no quería “envenenar su cuerpo” con quimioterapia.

Katie fue diagnosticada con cáncer de mama en etapa dos triple negativo en julio de 2016 y desde entonces rechazó someterse a una mastectomía. Tampoco aceptó el tratamiento de radioterapia y afirmó que aplicarse quimioterapia era contaminar su cuerpo.

El cáncer de mama en estadio dos triple negativo es una forma temprana de la enfermedad que los médicos definen como todavía en crecimiento, pero que aún permanece contenida y responde bien al tratamiento con NHS.

Katie comenzó a sentir dolor en su pecho izquierdo después de jugar con su hija Delilah. Tras continuar con la sensación de dolor y ver un pequeño bulto decidió ir al médico de cabecera.

Fue remitida al Royal Derby Hospital, Derbyshire, para una exploración. La ecografía mostró masas sólidas en su pecho, y los médicos decidieron hacerle una mamografía y una biopsia. Desafortunadamente el resultado confirmó la presencia de tres tumores cancerosos en el seno izquierdo.

El mejor tratamiento a seguir era extirpar el seno, y la aplicación de quimioterapia y radioterapia. Los médicos dijeron que su cáncer era tratable, pero que sin tratamiento ella moriría.

“Comencé a investigar y decidí que no había forma de que me administraran quimioterapia y radioterapia. No sabía si era algo bueno o malo, pero cuanto más leía, más me convencía de que no quería hacerlo”.

Katie consideró que eran muchas las opciones para “no intoxicarse”. Investigó sobre suplementos como algas marinas ricas en yodo, cápsulas de pimienta negra y cúrcuma cruda.

También decidió sustituir las tomografías computarizadas por la cantidad de radiación involucrada por exploraciones termográficas privadas, que se realizaban con una cámara de calor.

“Me siento realmente en forma y bien. Todavía puedo trabajar y cuidar de mi hija. Mi dieta, que involucra principalmente frutas y verduras crudas, realmente ha ayudado. Si me aplicara quimioterapia, creo que estaría cama. La quimioterapia es horrible. Es como envenenar tu cuerpo”.

Incluso comenzó una campaña para recaudar fondos para otros tratamientos alternativos, incluida la inmunoterapia y la terapia con muérdago, que consiste en la inyección de extractos de la planta para estimular el sistema inmunológico.

Afirmó que su madre Carole y su padre Ron apoyaban su decisión de combatir el cáncer con un método alternativo en lugar de recibir quimioterapia.

Pero tristemente su marido, Neil de 58 años anunció su muerte a través de una emotiva publicación en Facebook, diciendo que su mujer estaba envuelta de amor “rodeada” de familiares y seres queridos.

“Me rompe el corazón escribir esto, pero el sábado 25 de mayo, Katie, con la misma fortaleza y convicción con la que se manejó en esta vida, pasó pacíficamente a la siguiente.

Delilah, su mejor amiga Elsa y yo fuimos a recoger flores en el jardín y las colocamos alrededor de Katie, se veía tan serena y hermosa.

Nuestra niña aprendió la lección más difícil de la vida a una edad tan temprana y simplemente me tengo respuesta ante su pregunta sollozante ¿por qué tenemos que decir adiós?

Siéntanse libres de dejar sus comentarios sólo le pido que por favor sean considerados y respetuosos.

Sé que algunas personas tienen sus opiniones sobre lo que Katie debió o no debió hacer, pero sea lo que sea, eso no alteró su valentía y ni su dignidad en sus últimos tres años de vida”.

Son muchos los expertos que consideran que tratar el cáncer terminal con una dieta vegana puede ser imprudente y peligroso, como lo afirma la doctora Clare Morrison, médico de cabecera especializada en nutrición.

Sin embargo, estos profesionales entienden que los pacientes pueden sentirse alentados a tomar el control de su salud, y si el diagnóstico es grave el bienestar psíquico del paciente puede tener prioridad sobre el pronóstico de vida, que probablemente sea muy corto.

Facebook

Es una historia que, lamentablemente no tuvo un final feliz, pero no dejes de compartirla con tus seres queridos como una advertencia sobre lo que puede pasar al subestimar los avances de la medicina.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!