Ante el asombro de los médicos y de su familia este bebé sobrevive después de ser desconectado

No hay nada más doloroso que perder a un ser querido por una enfermedad, esto es mucho más difícil para los padres que tienen que perder a sus hijos y mucho más si estos son muy pequeños.

Muchos bebés pierden la vida apenas al nacer o durante sus primeros meses de vida por muchas razones, en algunos casos es por una complicación en el parto o alguna enfermedad.

Becki y Phil Crook, de 30 y 33 años respectivamente, son padres dedicados que aman a su familia; estos padres tuvieron a su bebé llamado Kaleb y al momento en que el bebé nació sufrió daño cerebral, posiblemente debido a alguna falta de oxígeno durante el parto o dentro del útero.

Según los especialistas, solo 3 de cada 1.000 bebés mueren o sufren daños cerebrales por falta de oxígeno al momento del parto, este era el caso de Kaleb y los médicos no esperaban que sobreviviera.

Todo esto ocurrió porque fue un parto que tuvo su madre en casa; sin embargo, ella todavía no entiende cómo es que su hijo pudo tener falta de oxígeno cuando el parto fue muy rápido.

Debido a todos los problemas de daño cerebral que Kaleb presentaba, los médicos aseguraron que el bebé tenía muy pocas posibilidades de sobrevivir y necesitaban desconectarlo del soporte vital al que estaba conectado.

Para los señores Crook esto fue increíblemente doloroso, ellos no podían creer que, aunque apenas conocían a su hijo, ya tendrían que despedirse de él, sin más su familia se preparó para darle el último adiós esperando lo peor.

Sin embargo, la vida de vez en cuando nos sorprende y nos brinda una segunda oportunidad.

Kaleb me dio un leve apretón en el dedo y me miró, como diciendo: ‘¡va a estar bien, mamá!’”, cuenta la señora Crook.

Para fortuna de su familia y sorpresa de los doctores Kaleb sobrevivió incluso después de ser desconectado, este pequeñito se negaba a rendirse, él quería seguir luchando, ahora con 15 meses de edad el pequeño acaba de pasar su primera navidad en familia.

“Y ahora, a pesar de las complejas necesidades de Kaleb y su grave lesión cerebral, le encanta sonreír, especialmente cuando escucha la voz de su hermana”, continuó la madre del pequeño.

Daily Mail / Mirror

Este hermoso bebé a pesar de sus dificultades es un verdadero milagro, el se negó a perder la batalla y cada día es una muestra de amor y esperanza para su familia.

La vida nos sorprende dándonos regalos como este. Comparte este hermoso milagro con tus amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!