Justo antes de casarse se desvía al hospital y su historia emociona a miles de personas

La amistad es un lazo tan grande que algunas de esas personas a las que llamas “amigos” llegan a ser parte de tu propia familia. Ellos te acompañaran en los momentos más decisivos de tu vida, al menos así lo considera Reginalda y Luiza de Fátima.

Estas dos mujeres del municipio Passos en Minas Gerais, Brasil, han protagonizado un momento que cautivó a todo el país.

El pasado 31 de enero se celebró el matrimonio de Reginalda y su fiel amiga Fátima no estuvo presente.

Aunque la mujer formaba parte del cortejo, su salud le hizo una mala jugada y días antes del evento tuvo que ser ingresada de nuevo en el Hospital Santa Casa de Passos porque su estado había empeorado.

Ante la situación, Fátima no estaba dispuesta a perderse ese gran día y planeaba presenciarlo a través de una videollamada. Sin embargo, la novia encontró otro modo de sorprenderla.

Una hora y media antes de celebrarse la ceremonia, la amorosa novia llegó al hospital para visitar a Fátima y poder compartir parte de su día especial con su hermana de vida. Con su vestido y bouquet en mano, Reginalda apreció en la habitación y no estaba sola.

Junto a ella estaba el fotógrafo que se encargaría de cubrir su gran día, y gracias a él se registraron las más hermosas imágenes de ese encuentro.

De hecho, la noticia llegó a las redes gracias a la compañía fotográfica que no sólo publicó algunas fotos sino que relató la historia y conmovió a más de uno.

«Nuestros corazones se llenaron de un enorme afecto por la visita. La novia estaba lista una hora y media antes de su entrada hacia el altar para que pudiéramos, junto con ella, llevar un poco del gran día de Reginalda a Fatima, quien al verla vestida de novia se conmovió mucho. Ella estaba feliz con su amiga», escribieron en la publicación de Facebook.

En la descripción, los profesionales agradecieron a la novia por hacerlos parte de tan emotivo momento y recordarles el verdadero valor de la amistad.

“Qué hermoso es ver en gestos como este el amor y también la complicidad de dos personas en las que los corazones están vinculados, así como en el matrimonio. Esta es la verdadera amistad, la que [insiste], cueste lo que cueste, que trae pasión al corazón y tiene el poder de curarla incluso”, dice el pie de foto de una de las fotos.

Los mejores momentos de la vida están marcados no por lo que hacemos, sino por la presencia de aquellas personas que están a nuestro lado y esto le ha quedado muy claro a esta hermosa novia.

Esperamos que Fátima recupere su salud lo más pronto posible para que continúe caminando al lado de su mejor amiga. 

Comparte esta bella historia y recuérdales a todos el gran valor de la amistad ¿Y tú qué harías por tus amigos?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!