Hallan el cuerpo sin vida de un hombre de 45 años en un pozo de Málaga junto a su perro

Se cumplen tres semanas desde que Julen quedó atrapado en el interior del pozo en el que cayó accidentalmente, su rescate tuvo al mundo con el alma en vilo.

Después de 13 días de angustia en los que se enfrentaron a diversas complicaciones, finalmente dos mineros y un Guardia Civil, miembros del equipo que participó en las labores de rescate hallaron el cuerpo de Julen en la madrugada del sábado.

Tras el hallazgo se agotó la esperanza de aquellos que esperaban un milagro. Las autoridades alertaron a toda la población de España a sellar todos los pozos ilegales del país para prevenir accidentes tan trágicos como este.

Pero cuando la tristeza por la pérdida de Julen todavía embarga a la población, sale a la luz la noticia de la muerte de Juan Antonio Santamaría, un hombre de 45 años, de Villanueva del Trabuco, una localidad de Málaga, quien fue hallado sin vida en el interior de un pozo junto a su perro.

La víctima habría ido a pasear a su perro como solía hacer cada día, según sus vecinos, era amante de los animales y le apasionaba subir montañas.

“¿Cómo ha podido pasar?”, cuestionan sus vecinos, porque alegan que Juan conocía extremadamente bien la zona.

“Era un tipo normal, no tenía problemas con nadie, ni aparentaba tener problemas psicológicos, es extraño, no explicamos lo que pasó.

Durante la madrugada del domingo al lunes, los agentes de la Guardia Civil hallaron el cuerpo en el pozo junto al de su perro.

El hecho ocurrió a 60 kilómetros de Totalán, el lugar en el que Julen estuvo atrapado en el pozo.

El domingo en la tarde una vecina alertó a las autoridades sobre la desaparición de Juan Antonio, y horas después lo hallaron junto a su perro en el sendero de Cien Caños.

Los investigadores forenses le realizarán una autopsia para comprobar las causas del fallecimiento, las autoridades manejan varias hipótesis, prevalece la que respaldan los vecinos que suponen que Juan Antonio se metió en el pozo de agua helada para salvar a su perro que cayó en él.

Presumen que Juan Antonio perdió la vida intentando salvar a su perro y descartan que haya sido un suicidio.

“Era una persona bastante normal, es difícil creer que haya sido por suicidio”, dijo uno de los vecinos de Juan Antonio.

Cuatro

El cuerpo ha sido trasladado al Instituto Anatómico Forense de Málaga donde realizarán la autopsia. Comparte la noticia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!