La Guardia Civil reconstruye el recorrido de los últimos metros de Julen hasta caer en el pozo

El caso del pequeño Julen ha estremecido al mundo entero, y ahora las investigaciones se centran en las circunstancias que pudieron llevar al pequeño a preciptarse en el pozo ilegal de la finca del familiar de sus padres, y perder la vida a causa de la caída.

Después de que los efectivos de la Guardia Civil con el apoyo del equipo de los mineros hubieran documentado y tomado pruebas de los materiales y de las evidencias encontradas al interior del pozo, ahora han salido a la luz imágenes inéditas publicadas por El Mundo.

Se trata de una reconstrucción efectuada por la Guardia Civil del camino que habría hecho hasta caer por el pozo.

Una imagen previa publicada por el mismo Diario reveló que Julen se encontraba sentado en lo que se presume que es una zanja en forma de L, muy cercana al pozo, donde de lo pudo ver comiendo un paquete de gusanitos, evidencia que posteriormente fue encontrada durante las primeras tareas de rescate.

La zanja tenía 35 metros de largo y 5 metros de ancho; y al parecer había sido cavada para construir un muro de contención.

Según revelaron algunas fuentes, se habían alterado algunas obras posteriores a las hechas en el pozo ilegal. Y habrían “rebajado la montaña ganándole terreno”, para así levantar el muro de contención y evitar desprendimientos de tierra sobre una vivienda que el familiar del padre de Julen, y dueño de la finca donde cayó el pequeño, quería construir.

La maquinaria utilizada para este propósito habría movido la piedra que el pocero dejó colocada para tapar el pozo, según su versión. De este modo, quedó el agujero al descubierto al final de la zanja en la parte más angosta.

Por este estrecho camino habría recorrido el pequeño Julen.

Según fuentes cercanas a la familia, la madre había dejado a cargo de su marido al pequeño por unos segundos porque debía atender una llamada.

Sin embargo, según las declaraciones del padre hay contradicciones entre la primera vez que dijo que nunca lo vio caer; y la segunda vez, que declaró que se fue por un momento a ver unos troncos para prender fuego y fue en ese momento que lo vio acercarse al agujero y aunque intentó, ya no pudo alcanzarlo y se le resbaló de las manos.

El agujero por el que cayó Julen tenía hasta 28 centímetros de diámetro en un inicio, una medida diferente a la que dijo el pocero que tenía originalmente el pozo.

El Mundo

También la Guardia Civil tuvo acceso a algunas fotografías en las que se pueden ver la paellera y demás alimentos, además de unas sillas plásticas que iban a usar ese día en la reunión familiar.

Este es el vídeo que reconstruyó la Guardia Civil, donde se pueden ver además algunos restos de construcción muy cerca de la zanja y por donde fácilmente el pequeño caminó hasta terminar en el agujero:

Los últimos metros de Julen.

Este es el camino que recorrió el pequeño Julen hasta caer al pozo. https://trib.al/yY34eVC

Publiée par El Mundo sur Lundi 28 janvier 2019

Por ahora, se trata de averiguar si tanto el propietario de la finca como el pocero pudieron incurrir en un delito de homicidio imprudente.

Esperamos que pronto se aclaren todos los incógnitas en este caso para que los padres ya puedan tener la tranquilidad que necesitan.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!