Joven dependienta se emociona con la respuesta del niño sordo al que alegró con su gesto

Belén Santo es una joven de 23 años uruguaya-española, que trabaja como dependienta en una tienda de gominolas.

Su gesto viral hacia un adorable niño con sordera la ha hecho famosa en las redes, al punto que ya todos la conocen como «Belu, la gominolera de España».

La joven dependienta de Vitoria jamás imaginó que su gesto con el pequeño llegaría tan lejos

joven

Se trata del pequeño Hassan, un niño sordomudo que al parecer frecuentaba una tienda de gominolas donde trabajaba Belén como dependienta. Y después de que ella aprendiera a usar lengua de signos, lo que sucedió después ha tocado la fibra más sensible de millones en las redes.

Dicen que los jóvenes suelen ser arrebatados, poco profundos o pensar nada más que en su comodidad y su ego personal. Pero, definitivamente, esta chica está dando mucho de qué hablar, demostrando que todavía podemos esperar cosas grandes de la humanidad, y especialmente de la gente joven.

A través de un storytime en TikTok, Belén relató su experiencia llena de emoción, contagiando a todos:

«Primer niño que me cae bien en el mundo. Ya os he dicho que a mí no me caen nada bien los críos (niños), no los soporto, y os cuento. Yo ya he dejado de ser camarera, ahora trabajo en una tienda de gominolas».

«Al principio empecé en una tienda que está al lado de dos coles y me dijeron que en esta tienda se robaba muchísimo. Entonces yo estaba mirando a todos los críos a la hora que salían del cole porque vinieron todos en masa. Y había un niño que no paraba de mirarme. Y a ese le puse más atención, porque dije: Ya verás tú, si es que no para de mirarme es porque se va a robar algo», continuó en el vídeo.

«Pues no paraba de mirarme porque era sordo y con la mascarilla no sabía si yo le estaba hablando o no, me di cuenta por el aparato del oído», aclaró.

«Cuando se fue le dije: ¡Gracias! (en signos), y se puso muy emocionado y me dijo: ¡De nada! (en signos)», recordó Belén.

«Toda esa semana estuve aprendiendo a decirle cosas distintas cada día porque yo le vi mucha emoción en los ojos», dijo la joven conmovida.

La joven contó que fue gracias a otra chica que conoció por Instagram, que finalmente pudo aprender una frase completa.

«Yo no soy sorda, soy oyente, no sé signar pero aprender quiero por ti», le dijo al pequeño.

Evidentemente, el niño se emocionó y se hicieron muy amigos, pero lamentablemente a la chica le cambiaron de tienda y contó que después de ese día ya casi no se veían.

«Me sentí muy bien por él, debe ser muy guay para un crío de 7 años y que en la tienda de chuches a la que vas todos los días la muchacha te diga algo en lengua de signos siendo tu sordo, ¿no?, concluyó la joven en el vídeo que ya acumula más de 9 millones de visualizaciones.

@santobelen_

Mi vida como vendedora de golimonas #golimonas #chuches #niños #viral

♬ sonido original – Belu

La respuesta de las redes fue tan abrumadora que Belén decidió publicar una segunda parte, más emocionante aún que la primera.

Al respecto, ella contó realmente emocionada y en shock:

«El pequeñín ha venido a buscarme a la tienda, me muero. De repente, le veo al final de la cola, bua, se me ha parado el corazón ¿eh?. Me ha hecho un montón de ilusión, y ya cuando le he visto le he dicho: Ven, dame un abrazo, por favor. Y luego otro y otro más, también. Le he pedido muchos abrazos, nos hemos seguido en Instagram, en TikTok, le he dado mi número».

«Quiero hablar con su mamá para poder subir fotos con él y que lo conozcáis. ¡Qué maravilla de niño!, ¡es que estoy flipando!, ¡estoy contentísima gente, de verdad!!, concluyó la «gominolera».

@santobelen_

Responder a @jonamoreg HA VENIDOOOO

♬ sonido original – Belu

«La maravillosa persona que me enseñó con vídeos desde su casa fue @Eva Serrano, gracias por todo, preciosa!», agregó Belén en un comentario.

Los comentarios de los internautas impactados y conmovidos no se han hecho esperar.

«A la que no me gustaban los niños», «Hicimos famosa a la persona adecuada», «El niño probablemente nunca ha vivido algo así, seguramente le hayas hecho muy feliz», «¡Qué sonrisa más contagiosa tienes», «Estos son el tipo de gestos que deben hacerse famosos y no las tonterías de TikTok», «Por más gente así, más humana», «Historias que llegan al alma», son sólo algunos de ellos.

Si se replicara ese tipo de acciones tan simples pero tan llenas de empatía, amor y sensibilidad, definitivamente el mundo sería otro.