Joven de 23 años muere tras ser obligado a saltar de un tren en marcha por no pagar el billete

La situación de pobreza y desigualdad social que se vive en muchos países donde las oportunidades no son las mismas para todos lleva a una miseria social realmente abrumadora.

Es el drama que ha sucedido recientemente en el interior de un tren en marcha que ha dejado como saldo un joven de 23 años fallecido, y otro de 25 años, en estado de gravedad.

Aparentemente, el revisor del tren habría obligado a bajarse del tren a los jóvenes por no tener dinero para pagar el billete.

El suceso causó tanta indignación entre la opinión pública que ahora las autoridades han ordenado la detención del empleado por haber puesto en grave peligro la vida de los chicos y causar la muerte del primero.

El tren viajaba de norte a sur, desde Alejandría hasta Luxor, en Egipto, al norte de El Cairo.

Decenas de pasajeros que presenciaron el incidente no pudieron permanecer indiferentes y se presentaron en la Comisaría de Tanta, para denunciar los hechos. La presión que ha ejercido la comunidad ha sido tal que las autoridades se han visto obligadas a intervenir e investigar lo sucedido.

La Autoridad Ferroviaria Nacional de Egipto identificó a las víctimas como dos vendedores ambulantes que ofrecían productos a los pasajeros: Mohamed Eid, de 23 años, quien falleció al caer entre las ruedas del tren y Ahmed Mohamed, de 25 años, quien permanece en el Hospital General de Tanta, con pronóstico reservado.

Los jóvenes se habrían resistido a pagar la multa de 70 libras egipcias (4 dólares) porque iban sin billete por no tener cómo pagarlo.

Pero tras las investigaciones, el revisor del tren aseguró que él sólo “abrió la puerta” del tren y los jóvenes inmediatamente se bajaron mientras el tren estaba en marcha a alta velocidad.

“No hice nada, fueron ellos quienes empujaron la puerta y saltaron porque no tenían el dinero para el boleto”, fueron las declaraciones del revisor del tren.

Además de las innumerables denuncias muchos pidieron la renuncia del ministro de Transporte, Kamel al-Wazir, quien no tardó en pronunciarse al asegurar que el hombre muerto “no era un niño”.

“Si no tiene dinero, ¿por qué aborda un tren de primera clase? Tome un tren normal que pueda pagar”, subrayó el ministro.

Sin embargo, las redes sociales fueron el escaparate para que los miles de egipcios descargaran su indignación reclamando justicia y utilizando un hashtag que se volvió tendencia: #elmártirdelboleto.

Muchos consideran que aunque los vendedores no debían abordar el tren si no podían pagar, definitivamente pudo haber habido otra forma de castigar su error y no lanzarlos a la muerte. La mayoría cree que el revisor miente.

Es doloroso que un joven haya acabado sus días de esa manera tan trágica. Es probable que muchos no se solidaricen con este suceso por tratarse de un país lejano y pobre como Egipto, ¿pero acaso por eso nos debe dejar de doler una muerte así de injusta? Levanta la voz y comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!