Renuncia a sus hábitos para ayudar a su hermana enferma a convertirse en madre de gemelos

Una mujer de Portland, Oregón, ha decidido renunciar por completo a su vida divertida y sin responsabilidades para darle a su hermana el regalo de la maternidad.

Su nombre es Jill Noe, de 34 años, y decidió desempeñarse como madre sustituta de su hermana Whitney Bliesner, quien sufre una extraña enfermedad.

Bliesner fue diagnosticada con neurofibromatosis tipo 2 (NF2), cuando era una adolescente. Esta afección ha provocado la formación de tumores en su cerebro, médula espinal y nervios.

Su diagnóstico fue bastante duro para toda la familia, especialmente para Jill con quien comparte una hermosa relación.

En 1999, Bliesner fue sometida a una cirugía para extirparle un tumor que la dejó con su párpado izquierdo caído.

Su vida no ha sido nada sencilla, esta mujer también tuvo que someterse a radiación y a quimioterapias, las cuales provocaron la pérdida completa de la audición en su oído derecho y más del 40% de la audición en su oído izquierdo.

Pero no todo ha sido negativo en la vida de Bliesner, esta mujer ha estado rodeada del amor de su familia y en el 2016 se casó con novio Peter.

Después de un año de casados estos esposos tomaron la decisión de formar una familia, sin embargo, la posibilidad de transmitirle al bebé la enfermedad de la madre los había atemorizado.

“Tengo una probabilidad de 50/50 de transmitirle mi trastorno a mi hijo. No quería arriesgarme a eso, ni a empeorar mi estado de salud, quiero poder cuidarlos”, dijo Bliesner.

Además de la posibilidad de que el niño nazca con la enfermedad, el cambio hormonal durante el embarazo también podría provocar el crecimiento de cualquier tumor en Bliesner.

Ante esta situación, un embarazo convencional no era una opción para ella.

Peter y Bliesner habían pensado en alquilar un vientre para concebir a su bebé bajo un tratamiento FIV. Una amistad cercana se había ofrecido como madre sustituta pero, al enterarse de la situación, Noe no pudo evitar prestarse para la concepción y darle ese regalo a su hermana.

“Es mi mejor amiga, alguien con quien he venido a este mundo, así que realmente no me costó ser su madre sustituta. Fue una decisión fácil y algo que no creo que sea extraordinario”, dijo Noe.

A pesar del amor que las une como hermanas, Bliesner se mostró halagada y sorprendida por la decisión de Noe.

“En último momento me sorprendió porque ella tiene una vida divertida y estaba dispuesta a renunciar a eso por mí”, dijo Bliesner.

Después de un segundo intento, el tratamiento surtió efecto y Noe quedó en estado. Esta madre sustituta ha traído al mundo a sus sobrinos gemelos  Rhett y Rhenley y nos alegra saber que ambos pequeños nacieron sanos. No cabe duda de que la pareja no pudo haber encontrado a mejor madre sustituta.

Comparte en tus redes el hermoso gesto que esta mujer ha tenido con su hermana, Noe se convirtió en tía y de algún modo en mamá de los gemelos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!