El caso del anciano de 97 años que trabaja cada día embalando paquetes en una tienda

Después de una vida de arduo trabajo, incluso de haber combatido en la guerra, cualquiera pensaría que la jubilación sería uno de los momentos más esperados para una persona mayor. Sin embargo, un anciano de 97 años de edad está rompiendo toda regla resistirse a jubilarse y continuar trabajando.

Benny Ficeto es de Perth Amboy, Nueva Jersey, y hace décadas que debía haber tomado su jubilación. No obstante, ejerce por más de cuatro horas como empacador en un Stop & Shop local.

Benny hace todo esto no porque necesite el dinero, sino porque ama la recompensa de un buen día de trabajo.

Su jubilación se cumplió a los 80 años, pero tras laborar como supervisor de mercancía en una empresa de cosméticos, irse a casa a descansar no estaba en sus planes y decidió tomar trabajos ocasionales.

Este hombre ha trabajado desde los 7 años. Su primera profesión fue lustrar zapatos, después entró a la escuela de barbero justo antes de alistarse en el ejército. Este incansable trabajador sirvió en la Fuerza Aérea del Ejército, como artillero de un bombardero Mitchell B-25 durante la Segunda Guerra Mundial.

Durante la Guerra este hombre volaba principalmente por el Norte de África e Italia, pero parece que aún después de haber participado en el ejército y trabajado por años, sus energías siguen intactas.

“Tengo la sensación de que hice algo bueno. No puedes quedarte parado, como un idiota. Tienes que tener una razón para mantenerte vivo”, dijo Benny.

Para Benny su trabajo le ha dado un horizonte a su vida y por eso se niega a renunciar a él. En su empleo lo aprecian por su incansable esfuerzo, a pesar de su edad siempre está puntual en el trabajo y no se queja por mantener durante cuatro horas de pie empaquetando bolsas y es algo que todos aprecian. Especialmente Mike Moss, el subgerente del local.

“No me tomo ningún descanso. No quiero detenerme. No me digas cómo trabajar. Mira la luz, ahí es donde voy”, dijo Benny.

El italiano Benny Ficeto es un verdadero ejemplo a seguir. Para él su trabajo significa más que ganarse un cheque a final de mes, trabajar le da la energía e impulso necesario para mantenerse activo y con fuerzas.

“¿Por qué me tomaría un descanso cuando solo voy a trabajar cuatro horas?”, dijo Benny.

Cualquier otra persona se preguntaría: ¿Por qué trabajar si puedo estar en casa descansando? Un descanso merecido, tras años de trabajo pero el espíritu de este hombre es realmente incansable.

Comparte esta historia con tus amigos. Después de conocer a Benny ninguno puede tener excusas para cumplir alegremente con su trabajo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!