Una niña de 5 años guía cada día a su padre ciego para que pueda trabajar

No hay nada más puro que el amor y la inocencia de un niño. Ellos son seres extremadamente sensibles e inteligentes que entienden y se preocupan por todo lo que sucede a su alrededor, especialmente cuando se trata de sus seres queridos.

La protagonista de esta historia de amor incondicional es una dulce niña de tan solo 5 años, llamada Jenny, que reside en Filipinas y que tiene como padre a un amable hombre llamado Nelson Pepe, mejor conocido como “Dodong”, al que todos ven siempre acompañado por alguna persona ya que es una persona invidente.

A su corta edad, Jenny es un ejemplo de madurez y amor. Todos los días guía a su padre desde su casa hasta un extenso plantío de árboles de cocos en donde trabaja. Ella utiliza un palo de aproximadamente un metro de largo, tomando una de las puntas mientras que su padre toma el otro extremo, y de esta manera se ha convertido en la luz en el camino de la persona que le dio la vida.

Dondong trabaja arduamente en un área de siembra de árboles de cocos, logrando escalarlos a pesar de su ceguera para poder sostener a su familia. Su ingreso promedio es de 5,5 dólares diarios, si bien es un salario por demás bajo, al menos le permite sentirse útil y cuidar de su familia lo más que puede.

THE QUEST( the blind farmer-laborer)

This is the story of blind man named ''DODONG" together with his 5-year old daughter, at her young age she keeps on helping her father to guides his way to the farm and way back home. Please try to helped them by sharing this video. This is an inspiration to all.

Publiée par Rubylyn Capunes sur Jeudi 9 juin 2016

Esta emotiva historia que nos enternece cada parte del corazón, se dio a conocer cuando Rubylyn Capunes grabó un vídeo de solo tres minutos y lo publicó a su cuenta de Facebook. La grabación no tardó mucho en volverse viral, haciéndonos sentir conmovidos y empáticos con la situación.

Millones de personas se solidarizaron con esta familia, admirando su esfuerzo, dedicación y entusiasmo por tener una mejor vida pese a todas las adversidades. Tal es así, que la historia fue descubierta por los trabajadores de una revista, los miembros del equipo se esforzaron por localizar a la familia para poder ofrecerles ayuda.

La fundación de la ABS también abrió sus puertas al humilde Dodong para poder tratar su ceguera. No obstante, los médicos descubrieron que el hombre padece un desprendimiento de retina y, dado que su origen es genético, no puede curarse.

Pese a ello, la fundación decidió donar dinero para que Dodong pudiese establecerse en una zona más segura, además de un paquete de artículos básicos.

Hoy en día, la situación de la familia es muy distinta. El hombre puede llevar el sustento a su familia diariamente y ya no tienen que recorrer descalzos grandes distancias para llegar hasta el plantío de cocoteros. Sobre todo, siguen siendo la misma familia unida que gracias al amor se mantendrá firme ante cualquier situación, aunque su único apoyo sea un simple palo.

Rubylyn Capunes/Facebook

Historias como estas nos hacen reflexionar y valorar lo que tenemos. Muchas veces no somos conscientes de lo afortunados que somos al estar al lado de nuestra familia y poder contemplar a las personas que más amamos.

No te vayas sin compartir esta inspiradora historia con todos tus amigos en las redes sociales para promover la ayuda a los más necesitados y el amor a nuestra familia, tal como hace Jenny con su padre.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!