Un niño de 2 años sobrevive durante 5 días junto al cuerpo sin vida de su madre

El dolor que sufrió el pequeño Abraham al perder a su madre ha conmovido a millones de personas, el niño de dos años permaneció junto al cuerpo sin vida de su progenitora durante cinco días.

Estuvo solo, en completa oscuridad y alimentándose de las sobras de pasteles que tenía hechos su madre, quien se dedicaba al comercio informal de tartas y otros productos en un puesto cercano al edificio en el que vivía en Cucuta, Colombia.

Jennifer Rivero Ramírez, de 38 años, era diseñadora de moda. Emigró desde San Cristóbal, Venezuela, a Colombia después de que la crisis económica de su país la obligara a cerrar la tienda de ropa que tenía. El padre de su hijo, 20 años menor que ella, los visitaba con frecuencia. Mantuvieron una relación tortuosa, por eso nunca vivieron juntos y ella registró a su hijo con el apellido de su abuelo.

A pesar de los problemas habían mantenido contacto a través de WhatsApp y él habría visitado a su hijo en reiteradas ocasiones. Había manifestado su descontento con el plan que tenía Jennifer de emigrar a Argentina junto a su hijo.

Yolanda Pinto, vendedora ambulante, quien vive cerca de la residencia de Jennifer relató que percibió, al igual que el resto de los vecinos, un olor fétido que con los días se hacía más intenso.

“Algo muerto debe haber por ahí”, relató ella. No se imaginaba que podría tratarse de una persona. Pero le atormentaba desconocer la causa, le pareció extraño ver el apartamento en el que vivía Jennifer con su hijo con la ventana abierta y pensó que el olor se desprendía de ahí.

Así que alertó a las autoridades, que ya habían hecho una inspección en la zona sin resultados, a entrar en la vivienda.

Cuando lo hicieron encontraron la aterradora escena, el cuerpo de Jennifer estaba tendido en el suelo del salón de su casa, y había sufrido asfixia mecánica con una sábana.

El cuerpo estaba boca abajo en avanzado estado de descomposición, pero además del estremecedor hallazgo la presencia del pequeño Abraham los dejó a todos desconcertados y conmovidos.

El pequeño estaba deshidratado y desnutrido, durante cinco días había sobrevivido ingiriendo pedazos de tarta y pasteles, en alguna oportunidad habría tomado agua.

Según Yolanda Pinto, estaba en estado de shock, no hablaba, se movía con dificultad y parecía muy débil. Ella le ofreció un vaso de agua y lo acompañó mientras llegaban las autoridades, que lo trasladaron a un centro de salud.

Los médicos determinaron que padecía una infección en la cara por permanecer durante un tiempo prolongado recostado sobre el cuerpo de su mamá. Fue sometido a un tratamiento con antibióticos y a diversas pruebas médicas hasta que finalmente recibió el alta.

Las autoridades de Colombia cedieron su custodia a los padres de Jennifer y se están haciendo cargo de él.

Gonzalo Ramírez y Miryam Rivero, padres de Jennifer están devastados, suplican que se haga justicia por la muerte de su hija.

Miryam resalta el trauma que sufrió su nieto al permanecer cinco días junto al cuerpo de su mamá sin tener ni una luz encendida, asustado en medio de dolor, pánico y oscuridad mientras sobrevivía al hambre y la deshidratación.

Las autoridades policiales están investigando el crimen que acabó con la vida de la diseñadora. Se piensa que el autor podría ser un amigo de ella que la acompañaba con frecuencia y que los vecinos dejaron de ver después de su muerte.

Univisión / EC

En la escena del crimen comprobaron que las pertenencias de la víctima habían sido robadas, entre ellas sus documentos de identidad, dinero y objetos de valor.

Nada podrá aliviar el dolor de la familia ni el de este pequeño que tuvo que despedirse de su madre de la peor forma y cuando más la necesitaba. Comparte esta emotiva noticia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!