Una mujer sueña que se traga su anillo de compromiso y al despertar resultó ser realidad

¿En tu sueño escuchas el ruido de un martillo y al abrir los ojos alguien está martillando en tu casa? ¿Sueñas con una conversación y al despertar ves en tu televisor una escena en la que están hablando del mismo tema? ¡No te preocupes que eso es más común de lo que crees!

Lo que está ocurriendo en nuestro exterior se cuela en nuestra mente justo en el momento en que nos estamos despertando.

Jenna Davies y Bobby Howell

La historia a continuación ocurrió en San Diego, California, en Estados Unidos, y es de esas en las que la realidad supera a la ficción o, en este caso, al sueño. Jenna Davies, de 29 años de edad contó a través de las redes sociales cómo fue que pudo tragarse su anillo de compromiso mientras dormía.

Una noche, estando en la cama junto a su novio, Bobby Howell, Jenna tuvo un sueño muy intenso y emocionante, parecido a una película de suspenso. Incluso no sabía que era un sueño: le parecía algo absolutamente real.

Ocurrió el pasado martes 10 de septiembre por la noche. Según Evans, comenzó a soñar que Bobby y ella se encontraban en un tren de alta velocidad, acechados por tipos malos que intentarían robarlos, por lo que en algún momento del sueño Bobby le pidió que se tragara el anillo para protegerlo de los matones. La mujer, obediente y en vigilia, así lo hizo.

“Así que me lo quité, me lo puse en la boca y me lo tragué con agua. En ese momento me di cuenta de lo que estaba haciendo. Asumí que era un sueño, así que volví a dormirme”, explica, Jenna Evans.

La mañana siguiente, Evans se despertó sin el anillo en su dedo, sino en su estómago, por lo que la pareja, después de reírse del incidente por hora y media y buscar en Google “¿se tragan los anillos los adultos?” (los niños lo hacen todo el tiempo), acudió a un centro de urgencias.

Cuando llegaron, ella ya había comenzado a sentir dolor y molestias. Tras hacerle una radiografía comprobaron que el anillo estaba en su tracto digestivo.

Los médicos decidieron que lo mejor era no dejarlo a la naturaleza, por lo que le fue practicada una endoscopia digestiva oral urgente para recuperar la prenda.

“Encontraron el anillo en mis intestinos, lo recuperaron y se lo dieron a Bobby, no a mí”, dijo Evans, risueña.

Sin embargo, Bobby ya se lo devolvió y pronto se van a casar.

“Todo salió bien, encontraron mi anillo, Bobby me lo devolvió finalmente y yo he prometido no volver a tragármelo; todavía vamos a casarnos y todo está bien en el mundo. Es tan encantador que opté por comérmelo, pero no sigan esta recomendación”. concluye Evans.

Es posible que en algún momento de tu vida te hayas preguntando si estás soñando o no. En ciertas situaciones, la realidad se puede volver difícil de distinguir de la imaginación, especialmente durante los sueños muy vívidos o en estados mentales alterados.

Cuando no tengas claro si estás despierto o soñando, mira a tu alrededor y busca signos típicos de los sueños, especialmente incongruencias en el entorno. Por ejemplo, puede que te visualices en un lugar en el que nunca has estado o tal vez, las personas que te acompañan ya fallecieron o son simples personajes de ficción.

Comparte esta historia con tus mejores amigos y familiares y no olvides que el mundo de los sueños se puede modificar a voluntad; obviamente la vida real no funciona de la misma manera.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!