Una niña de 4 años se paraliza de miedo en el escenario pero su abuelo no duda en rescatarla

Jeff Harville es un amante de las motocicletas. Con su aspecto barbudo y su gran tamaño nadie podría imaginarlo haciendo el baile del pollito o moviendo por doquier un par de pompones. Pero es precisamente eso y mucho más lo que este adorable abuelo está dispuesto a hacer para ayudar a su nieta.

Jeff y su nieta viven en el estado de Tennesee en Estados Unidos.

McKinly Lester siempre ha tenido una relación muy especial con su abuelo. Adora jugar con él y sabe que no hay nada que él no haría para demostrar su amor, incluso si se trata de realizar un gracioso baile frente a decenas de personas. Toda la familia de McKinly fue invitada para ver el recital que la pequeña y sus compañeros de colegio darían en la Escuela.

McKinly tiene actualmente tiene cuatro años de edad.

La dulce niña había practicado mucho para este momento pero minutos antes de subir al escenario sintió mucho miedo y temió que no podía enfrentarse a un público tan grande ella sola. Afortunadamente, el abuelo Jeff siempre está dispuesto a rescatarla así que minutos antes de su número de baile, McKinly le susurra a su madre que necesita la ayuda de su abuelo.

“Mami. Quiero que Papaw baile conmigo”.

Al ver que su nieta se negaba a salir al escenario sin él, Jeff no lo dudó y tomó un par de pompones para improvisar un gracioso baile frente a todos los presentes. En el vídeo se puede ver a la linda McKinly vestida de rosado y con un enorme lazo negro sobre su cabeza. A su lado se encuentra el adorable abuelo Jeff vestido con un suéter negro tratando de copiar los pasos de su nieta mientras la pasa bomba al hacer el baile del pollito.

El evento tuvo lugar en el gimnasio de la escuela de Gap Creek.

El vídeo fue publicado en las redes sociales y miles de personas no tardaron en comentar las graciosas imágenes para celebrar la valentía de Jeff al subirse al escenario dispuesto a hacerlo todo para apoyar a su nieta.

“Qué buen trabajo hicieron los dos. Ya vemos de dónde saca McKinly su talento”.

Los padres de la pequeña, por otro lado, no se sorprendieron en lo más mínimo. El abuelo Jeff siempre ha sido la persona favorita en el mundo de McKinly y cuando se trata de su nieta él lo olvida todo y se vuelve la persona más dulce y tierna.

“Su abuelo lo es todo para ella. Bailar con su Papaw es algo que nunca olvidará”.

No hay duda de que todos los presentes disfrutaron al máximo de este invitado improvisado al recital de McKinly.

¿Qué opinas de los graciosos pasos de baile de Jeff? No te vayas sin compartir esta bonita muestra de amor entre un abuelo y su nieta.