Le dieron 8 horas para despedir a sus empleados, pero él tuvo el mejor plan que jamás olvidarán

Tener el trabajo ideal ciertamente es una meta por la que muchos luchan. Aunque en ocasiones nos encontremos a gusto con el sueldo, o lo que hacemos, no siempre los jefes son lo suficientemente comprensivos o humanos, al punto de que un buen trabajo puede convertirse en una pesadilla.

Sin embargo, Adam Lewis durante todos sus años en el Cuerpo de Marines de los Estados Unidos, si algo importante aprendió fue que si cuidas de tu gente, todo marchará bien. ¡Y vaya que lo asimiló tan bien! Esta historia demuestra la gran calidad de ser humano que es, aunque sus empleados en realidad ni se esperaban lo que iban a vivir.

Lewis no tuvo nada fácil en la vida y tras tener que abandonar el Cuerpo de Marines, asumió un puesto como administrativo liderando proyectos para el gobierno y dirigiendo un numeroso equipo a su cargo.

Todo iba de maravilla cuando de repente algo cambió de la noche a la mañana. ¡Y verdaderamente no sabía cómo manejarlo!

Su equipo se venía desempeñando bastante bien y él cumpliendo con sus objetivos, pero estaban a la expectativa de que les renueven el contrato. Pero 8 días antes de que eso suceda, lo llamaron del gobierno para darle la lamentable noticia que debido a los recortes presupuestarios, su proyecto no podía seguir adelante. 

Por consiguiente, al viernes siguiente todos estarían en la calle y sería él quien se encargaría de informar a todo su equipo de que se quedarían sin ntrabajo.

Lewis estaba devastado. Sabía que muchos, al igual que él, tenían hijos en edad escolar, otros tenían elevadas hipotecas, facturas médicas y gastos que no los podían postergar.

Así que Lewis se armó de valor y reunió a todos para informarles la terrible noticia. Pero antes tomó un respiro, recordó su paso por los Marines y cómo cuando alguien estaba en un problema, todos se ayudaban entre sí para salir adelante.

«A partir de mañana, a las 5 p.m., ya no deberán venir porque todos están sin trabajo», les dijo con un nudo en la garganta.

La historia se dio a conocer en Reddit, causando miles de reacciones en línea

Fue realmente sobrecogedor para Lewis tener que ver sus caras de decepción, especialmente porque todos estaban seguros de que les renovarían el contrato.

Pero entonces Lewis se dijo a sí mismo que iba en contra de todos sus principios dejarlos ir así sin más. Entonces se le ocurrió una grandiosa idea, que los empleados jamás pudieron imaginar.

Adam, ejerciendo su gran papel de líder, los animó a aprovechar el tiempo que les quedaba para entre todos mejorar el currículum de cada miembro del equipo. Él, por su parte, escribiría la mejor carta de recomendación personalizada para cada uno. De ese modo, haría lo imposible para que todos consigan un empleo en el menor tiempo posible.

Así que Lewis les dijo que se fueran a casa a descansar junto a sus familias y que volvieran al día siguiente.

Increíblemente, a pesar de que se estaban quedando sin empleo, llegaron todos felices para reunirse con su jefe.

Tras una mañana de intenso trabajo productivo, completaron las hojas de vida de todo el personal. Nadie podía creer lo bien que habían quedado y del gran jefe que tenían.

Pero Lewis los sorprendió aún más, a la hora del almuerzo pidió pizza para todos.

Al final de toda la jornada laboral, ya había escrito cartas de recomendación para cada uno. Con todo resuelto, se fueron a tomar unas copas que el mismo Lewis pagó. Se abrazaron y se desearon suerte en el futuro.

Este admirable hombre jamás perdió el contacto con sus antiguos empleados. Y sucedió lo increíble.

Reddit

Uno por uno, lo llamaron para decirle que habían sido contratados de inmediato en una nueva posición y cómo le agradecían por todo el apoyo recibido. Ahora todos han crecido en sus nuevas carreras, y jamás olvidarán el gesto de Lewis, el mejor jefe del mundo.

Comparte esta historia en tus redes para que sirva de inspiración para muchos. ¡Todos los que jefes deberían leerla!