Un pequeño guerrero sin piernas ni brazos desafía a los médicos que dijeron que moriría

La llegada de un bebé a la familia es la alegría más grande del mundo. Sin embargo, hasta que una madre no lo tiene en sus brazos y no se asegura de que todo está bien, puede venir la angustia y el desasosiego.

Ciertamente, nadie está libre de que un bebé pueda venir con una deformación o una enfermedad. Y cuando eso llega, se nos viene el mundo abajo.

Es la trágica noticia a la que se tuvieron que enfrentar Jasmine Self, de 24 años, y su pareja Rondell Wilson, de 29, cuando se enteraron de que algo en su pequeño RJ Wilson no estaba nada bien.

El pequeño nació sin brazos ni piernas debido a causa del Síndrome de Tetraamelia enfermedad rara que afecta a unas pocas familias en todo el mundo.

Jasmine tenía estaba ya de 5 meses de embarazo cuando sin haberse hecho revisiones previas, una ecografía reveló que las extremidades de su pequeño no estaban desarrollándose.

«Solo miré al doctor y él y él me preguntó si entendía lo que estaba sucediendo, entonces simplemente comencé a llorar», relata la madre.

El doctor le aseguró que ella no tenía la culpa de la condición de su bebé, a pesar de haber acudido a revisiones desde un inicio.

«Me explicaron la condición y me dijeron que podía tener otras malformaciones. Me dijeron que existía la posibilidad de que no pudiera llevarlo a término, o que pudiera nacer muerto«, dijo la madre.

Después de que le aconsejaran interrumpir el embarazo, finalmente Jasmine y Rondel decidieron no renunciar a su bebé.

RJ nació el 29 de septiembre a las 29 semanas a través de una cesárea de emergencia debido a un desprendimiento de placenta.

Esto podía provocar una hemorragia interna grave en la madre, así como cortar el suministro de oxígeno y nutrientes del bebé. Sin embargo, el pequeño RJ venció todos los pronósticos, y a sus 4 meses de edad crece feliz en su casa en Florence, Carolina del Sur.

RJ nació pesando apenas 1 kg y pasó los primeros dos meses de su vida en cuidados intensivos.

RJ ha logrado sobrevivir con relativamente pocas complicaciones; sin embargo, sus padres luchan por encontrar ropa que le quede bien, así como un asiento de seguridad para el automóvil.

El síndrome de Tetraamelia se define como la ausencia de las cuatro extremidades, así como malformaciones graves de la cara, el corazón, el sistema nervioso, el esqueleto y los genitales.

La condición es causada por una mutación genética en una sección del ADN que juega un papel crítico en el desarrollo.

La mayoría de los bebés mueren antes o poco después del nacimiento.

A pesar de que el pequeño RJ es un valiente guerrero, Jasmine confiesa que se preocupa por su futuro y se ha armado de valor para enfrentarse al mundo y a animar a la gente a que no se sienta avergonzada de preguntarle sobre la condición de su hijo cuando lo ven en la calle.

«Es un bebé normal en todos los sentidos, excepto que no tiene brazos ni piernas», dijo la madre.

«Sus piernitas trataron de crecer, pero no lo lograron. Yo las llamo gomitas. Tiene hombros pero no tiene brazos», agrega Jasmine.

La pareja sabe que su pequeño necesitará ayuda especial en el futuro, como una silla de ruedas adaptada. Pero aunque eso suponga un reto para muchos, ellos insisten en que el futuro de su pequeño es «brillante».

«La personalidad de RJ es genial. Él hace las expresiones faciales más divertidas. Definitivamente entiende lo que estás diciendo», asegura su orgullosa mamá.

«Creo que el futuro de RJ será prometedor. Podría ser un orador público y compartir su condición con el mundo», concluye esta increíble mujer.

Daily Mail

¿No te parece que RJ merece que su inspiradora historia sea compartida con todo el mundo?