Una niña de 13 años desaparecida tras perder a sus padres vuelve a casa huyendo de su captor

El pasado mes de octubre una tragedia embargó al Condado de Barron, a unos 120 kilómetros al noreste de Minneapolis. Una familia fue encontrada sin vida en el interior de su hogar. James Closs, de 56 años, y su esposa Denise, de 46, fueron hallados con múltiples disparos en su cuerpo dentro de su propia casa. Desde ese momento la hija de la pareja fue declarada como desaparecida.

Jayme Closs, 13 años, llevaba 3 meses desaparecida después de que, aparentemente, huyera de su casa en el momento en que asesinaron a sus padres. Durante este tiempo, la niña fue buscada de forma masiva.

Más de 1.500 voluntarios rastrearon diversos suburbios de Minneapolis, en busca de la chica. Su desaparición se convirtió en noticia nacional, se ofreció una recompensa de $25,000 por su retorno  e, incluso, el FBI estuvo participando en la investigación para dar con el paradero de Jayme.

El jueves, esta historia dio un giro sorpresivo: Jayme Closs fue encontrada con vida después de haber escapado de su captor y huido por una zona boscosa de Gordon, Wisconsin.

Específicamente, la chica fue encontrada en Eau Claire Acres a unas 112 kilómetros de su casa. Una mujer que paseaba a su perro se topó con la chica, que desesperada le pidió ayuda. De inmediato la dama corrió a una casa cercana y tocó la puerta de la familia,  la mujer había reconocido a Jayme Closs.

“¡Esta es Jayme Closs! ¡Llame al 911!”. dijo la residente de Gordon, según lo reseñado en los medios.

Kristin y Peter Kasinskas son los dueños del hogar al cual llegó Jayme Closs después de su escape. La joven estuvo en la casa de esta pareja por unos 20 minutos mientras llegó la policía, durante ese tiempo Jayme no aceptó comida ni agua, sólo se notaba temblorosa y su aspecto delgado, sucio y su cabello enmarañado, delataban la posibilidad de que se hubiese encontrado encerrada el área durante el tiempo en que estuvo desaparecida.

“Sinceramente, todavía creo que estoy soñando en este momento. Era como si estuviera viendo un fantasma. Fue aterrador y asombroso al mismo tiempo. Mi mandíbula acaba de ir al suelo”, dijo Peter Kasinskas.

Al llegar la policía la chica fue llevada a un hospital para verificar su estado de salud. Se espera que autoridades ofrezcan una rueda de prensa para hablar del caso. Por ahora, el alguacil del condado de Barron, Chris Fitzgerald, ha pedido a los medios de comunicación que respeten la privacidad de la familia.

“Quiero decir, estoy sorprendida. Es por lo que hemos orado todos los días”, dijo Kelly Engelhardt, tía de Closs.

Fox News

La investigación por el asesinato de la familia Closs aún sigue abierta. Se conoce del arresto de un sospechoso pero no se han revelado mayores detalles. Esperamos que los culpables de este horrendo crimen paguen por sus actos y enviamos un caluroso abrazo a la familia de esta joven por la gran noticia de su regreso.

Comparte con tus amigos la historia de Jayme Closs, la valiente chica que logró regresar sana y salva a casa después de tan dramática y dura experiencia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!