Una anciana llevaba bolsas muy pesadas pero un militar detiene su auto y se acerca a ella

Janice Hall es una señora de la tercera edad que adora hacer sus compras y caminar para poder ejercitarse un poco.

Sin embargo, esto puede volverse algo complicado si el clima está especialmente caluroso o cuando ella se ve en la necesidad de llevar muchas más bolsas de las que podría cargar con facilidad.

La temperatura ese día había alcanzado los 38º C.

Por suerte, siempre hay buenas personas dispuestas a detenerlo todo para dedicar unos minutos de ayuda a quien más lo necesita. A principios de agosto, un aviador de se encontraba manejando su auto cuando divisó a Janice haciendo mucho esfuerzo para poder llevar sus compras.

Janice debía caminar más de tres kilómetros para llegar a su casa.

Se trataba de Jibril Jennings, y el amable miembro de la Fuerza Aérea no dudó en parar durante unos segundos para ofrecer su ayuda a la anciana.

En ese momento habían muchos automóviles transitando la avenida. Todos parecían muy concentrados en su propio recorrido así no pensó que alguien lo estuviese grabando.

Janice vive en el estado de Oklahoma en los Estados Unidos.

Amber Roy, una mujer que también coincidió con ellos, se conmovió al ver el bonito de gesto del aviador y decidió grabar para compartirlo en las redes. En las imágenes se puede ver a Jibril tomando todas las bolsas de Janice para guardarlas en el auto y llevarla directamente a su casa.

“Este es el buen ejemplo que todos necesitamos seguir”.

La dulce anciana no dudó un segundo en aceptar su ayuda y comenzó a hablar con el aviador para contarle un poco sobre su vida.

En cuanto llegaron a su casa, Jibril se tomó la molestia de llevar todas las bolsas hasta su cocina.

“Siempre se comportó como un hombre muy dulce y respetuoso«.

 

Sabía que una persona como Janice merecía toda la ayuda posible y además le recordaba un poco a su abuela. El vídeo se volvió muy popular en las redes y en cuanto lograron identificar a los protagonistas de este inspirador momento ellos explicaron lo sucedido.

«Incluso me prometió que volvería con algunos colegas para arreglar la rampa de la entrada de mi casa para que mi día a día sea mucho más sencillo”.

No hay duda de que el mundo sería cada vez un lugar mejor si más de nosotros siguiéramos el inigualable ejemplo de Jibril. Unos pocos minutos de nuestro tiempo pueden generar un gran impacto en la vida de los demás.

Comparte esta nota para dar a conocer el inspirador gesto de este aviador.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!