Pensaron que a Jak le dolía el pecho por la muerte de su bisabuelo, pero ocurría algo muy grave

Toda muerte significa un profundo dolor que sufren los familiares que se ven obligados a despedir físicamente y para siempre a un ser querido. Cuando se trata de la muerte de un hijo que apenas está comenzando a vivir el corazón de una madre queda hecho pedazos.

Es el caso de Ashley Tomlin, una mujer de 32 años destrozada tras la muerte de su hijo, Jak Fada, niño de 10 años que murió tan sólo 22 horas después que, James Tomlin, su bisabuelo falleciera… ¡Qué tragedia para esta familia!

Jak se quejó de un dolor en el pecho, su familia pensó que era por la pérdida de su bisabuelo. Pero lamentablemente no fue así.

Jak fue trasladado al Hospital del Distrito de South Tyneside, pero falleció el 6 de noviembre tras una ruptura de la arteria.

Su madre quedó realmente devastada, ya no tenía la sonrisa de su hijo que iluminaba cada habitación. Esta mujer expresó que su mundo se había derrumbado.

Esto fue un shock total que salió de la nada. Pensamos que el dolor en su pecho podría haber sido por la pérdida de su bisabuelo”.

Esta mujer manifestó su profundo dolor. No sabe cómo será si vida sin su hijo. En menos de 24 horas se encontró frente a la muerte de dos familiares que amaba profundamente y eran parte de su vida.

En menos de un día, nos han quitado todo. Nuestro mundo entero acaba de derrumbarse”.

Cuando Jak era muy pequeño fue sometido a una operación a los tres meses de haber sido diagnosticado con un agujero en el corazón. Sin embargo, su evolución fue satisfactoria.

VER TAMBIÉN:  Tras ver su rostro angelical nadie se imagina cómo es el cuerpo de esta chica de 20 años

Tras la operación estuvo en control y en seguimiento en el Freeman Hospital de Newcastle hasta que cumplió los cinco años.

A este hermoso niño le gustaba mucho jugar con un balón, tan pronto aprendió a caminar no dejó de tener uno en sus pies. Indudablemente, este deporte era su pasión inspirada en su héroe Alan Shearer.

Jak jugó como portero del equipo de la escuela y asistió consecuentemente a los entrenamientos semanales de South Shields FC. Era conocido como “capitán” por sus compañeros de equipo.

Era un fanático de los Mariners, ganó incluso un boleto para el evento FV Vase del club en el mes de mayo. Se fue a Wembley con su bisabuelo James, para asistir al juego.

Jak dijo que el viaje a Wembley fue el mejor día de su vida. Guardamos los videos y las fotos de este gran evento”.

Después de su muerte el equipo South Shields FC guardó un minuto de silencio antes de iniciar el partido del sábado. La escuela Westoe Crown Primary, donde estudió Jak cerró sus puertas el miércoles, para que el personal pudiera expresar sus condolencias a la familia y dar el último adiós al niño querido por todos.

Su madre, su padre Tony Fada, de 29 años, y sus abuelos Keith y Gillestan profundamente agradecidos con todas las muestras de amor y afecto hacia Jak. Esta familia ha recibido la solidaridad de toda la ciudad.

Mirror

Es una muerte muy lamentable, la escuela se llenó de una profunda tristeza. Fue necesario que los consejeros atendieran a los niños. Los miembros del equipo no querían jugar fútbol. Realmente ha sido desgarrador.

VER TAMBIÉN:  En el momento en que iba a suicidarse, recibió una llamada con una frase que le salvó la vida

El niño fue sepultado en el cementerio de Harton, tras haber sido llevado en un carruaje al Mariners Park como un homenaje. En su último adiós, sus familiares y amigos lanzaron globos en su memoria.

Es una historia muy triste que deja un sin sabor, es importante no dejar pasar por alto los síntomas que los niños advierten tener. ¡Vuela alto Jak!, comparte su historia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!