Interrumpe su trabajo apagando un incendio para atender a un bebé sin saber que la fotografiaban

María Lizárraga tenía horas luchando contra las llamas en el Autódromo de Santiago del Estero, Argentina, cuando una compañera le avisó que su pequeño hijo de casi dos meses tenía hambre.

Ser madre es una responsabilidad que no puede ser endosaba, es un rol que se debe cumplir las 24 horas del día. María, quien es una bombera de profesión y vocación, es un claro y vivo ejemplo de lo que es capaz de hacer el amor de madre.

María se había presentado como voluntaria para apoyar a su equipo que atendía un incendio en el Autódromo de Santiago del Estero.

“Nunca imaginábamos que fuera de tanta magnitud, yo fui al cuartel para ver en qué podía ayudar. Con un bebé tan pequeño no pensaba ir al incendio”, dijo María.

La fotografía de María amamantando a su pequeño bebé aún con su uniforme y casco puesto se volvió viral rápidamente con miles de reacciones de los usuarios que resaltaron la valentía, el compromiso y sobre todo el amor de María como madre.

“Cuando llegue al incendio me di cuenta que no se trataba de un minuto, ni de 15 minutos, ni de 20, sino muchas horas”, agregó María.

María reveló que no pensó que sería fotografiada y mucho menos que revolucionara las redes porque sentía que no estaba haciendo nada fuera de lo normal.

Pero, debido a la magnitud de la situación, el equipo necesitaba de voluntarios por lo que ella no dudó en acudir al llamado, mientras que una compañera cuidaba a su pequeño hijo.

“Empezamos a trabajar a las 10:00 pm y era la 1:30 am y empezaron a llegar mensajes de mi compañera porque el bebé ya se había despertado y quería comer”, añadió María.

Al extenderse tanto en el incendio también tuvo que atender sus responsabilidades de madre. Su compañera llevó al bebé hasta un lugar cerca, pero lo suficientemente lejos de las llamas para mantenerlo seguro.

“Me avisó que estaba ahí, pedí permiso y le di el pecho durante 20 minutos. Después se lo llevaron al cuartel y yo seguí trabajando un poco más hasta las 4:00 am”, dijo María.

María no supo del revuelo que había causado su fotografía en las redes hasta el otro día.

“Cuando nos sentamos a tomar algo en el cuartel con algunos compañeros que habían vuelto y ahí empezamos a ver las redes vi que aparecía mi foto”, reveló María.

En el hogar de María ella no es la única dedicada al rescate y primeros auxilios, su esposo es coordinador general de Protección Civil Municipal.

“Esta es la realidad que tenemos las mujeres, quienes a veces vamos con nuestros niños al cuartel, los dejamos con compañeros, trabajamos y después volvemos a nuestros hogares y cumplimos con nuestro rol de madre”, dijo María.

El Rotary Club de Santiago del Estero le dio un reconocimiento a María por su labor, entrega y amor al prójimo desinteresado.

La entrega de la distinción se realizó en la explanada del Museo del Automóvil, contando con la presencia de autoridades locales.

No dejes de compartir esta emotiva historia en honor a María y a tantas mujeres, que como ella, cumplen con sus responsabilidades con mucho amor y vocación.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!