Interrumpe la boda frente a su reciente esposa para abrirle su corazón al “otro amor de su vida”

Muchas personas aseguran que el amor verdadero y “hasta que la muerte los separe” solamente está reservado para los cuentos de hadas. Y es que ciertamente no todos tienen la fortuna de conseguir una pareja duradera y sobre todo alguien con quien sientan una conexión única y decidan aventurarse juntos en un camino de entrega, sacrificio y amor incondicional.

Pero aunque parezca que el amor no llega a la puerta, más temprano que tarde, éste aparece en forma de ángel protector. Y no sólo como ese compañero ideal, sino también como el padre para tu hija, el que siempre soñó.

Es la maravillosa historia que parece sacada de cuento que le sucedió a Kelsea, una madre soltera de Pensilvania (Estados Unidos), que vivía con su hija Olivia, y que pensaba que la vida nunca le daría una segunda oportunidad en el amor.

Kelsea tenía un amigo que conocía desde preescolar, pero no era más que eso, un amigo. El hombre se llamaba Jimmy. Pero no habían hablado por más de 10 años, hasta que de pronto la mujer se dio cuenta que él le empezaba a dar “me gusta” a muchas de sus fotos en sus redes sociales.

Ella, ni corta ni perezosa, decidió enviarle un mensaje porque sintió curiosidad. De ahí a que decidieran tener una cita fue una sola cosa.

“Casi pude saber la primera noche que él era el indicado”, confiesa Kelsea.

Kelsea recuerda que jamás había conocido a alguien que la tratara tan bien y con quien se sintiera tan cómoda. Hicieron clic al instante.

“¡Se mudó aproximadamente un mes después y nos comprometimos 5 meses después!”, recuerda Kelsea.

Pero claro, siempre le preocupaba qué podría opinar la pequeña Olivia, de 9 años de edad. Resulta que no podía estar más feliz, por fin tendría el papá que tanta falta le hizo y el que siempre soñó.

Llegó el día de la boda y lo que sucedió en la ceremonia hizo llorar a todos los presentes.

Jimmy interrumpió la ceremonia, se había reservado la sorpresa de no sólo leer los votos para su esposa, sino que también preparó unos votos especiales para Olivia, que decían lo siguiente:

“Olivia, de hoy en adelante, prometo recordarte cada día lo verdaderamente amada que eres”.

“Prometo enseñarte, guiarte y respetarte por el resto de nuestros días”

“Prometo no tratarte nunca menos que a mi hijo. Estoy muy feliz de decir que seas mi hija”

“De hoy en adelante, serás verdaderamente mi hija y el otro amor de mi vida. Te amo, Olivia”

Nadie podía contener las lágrimas y Kelsea no podía creer que tuviera delante a un  hombre tan admirable como adorable, y que por fin su hija tendría el hogar perfecto que siempre mereció.

Para cerrar con broche de oro, Jimmy le entregó a Olivia un collar personalizado para sellar el mágico momento, un día que quedará grabado para siempre en su corazón.

Nos alegramos que finalmente esta pequeña haya encontrado en Jimmy el padre que siempre soñó. Te invitamos a compartir esta historia para gritarle al mundo que el amor verdadero sí es posible.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!