Intenta robar un bar y termina abrazando y consolando a la víctima cuando reconoció su voz

Cualquiera podría decir «le salió el tiro por la culata». Y otro podría pensar que si existiese una asociación a nivel mundial de ladrones, de seguro a Luke Jones le hubieran quitado la membresía y le habrían aconsejado que se buscara otra profesión, pues como ladrón no sirve. Y es que Luke intentó realizar un robo y terminó pidiéndole disculpas y consolando a su víctima. 

El fallido y curioso atraco ocurrió en Gales, Gran Bretaña, y fue captado por una cámara de  seguridad cuyas imágenes se han vuelto virales. 

A Luke Jones, joven de 29 años, se le  ocurrió planear un robo a un club de billar. Comenzó yendo frecuentemente al sitio y poco a poco se fue haciendo amigo de una camarera llamada Yvette Smith.  

Luke Jones intentó robar un club de billar

Cada vez que Jones veía a Smith le hacía preguntas indiscretas como dónde se guardaba el  dinero del local, quién lo administraba y cosas por el estilo. A la mujer de mediana edad le parecía incómodo que le hiciese ese tipo de preguntas, pero continuaba su amistad con el joven, pues le parecía inofensivo. 

En una ocasión, cuando hablaban sobre armas de fuego, ella le confesó: 

«Le tengo terror a las armas. No puedo ver una pistola porque empiezo a temblar. Tuve un familiar muy cercano que se quitó la vida con una y me quedó ese trauma».  

En varias oportunidades, el joven le ofreció a la mujer ayudarla a cerrar el club, sin embargo ella siempre se negaba o evadía el tema.  

A finales de diciembre de 2019, Luke Jones, usando una chaqueta con capucha y ocultando la mitad de su rostro, irrumpió en el club de billar a la hora en que Smith cerraba y le  apuntó a la cara con su arma. La sometió diciéndole que le entregara el dinero. La  mujer, presa de los nervios, comenzó a llorar y le dijo: 

«¿Qué estás haciendo, Luke?». 

En el vídeo vemos al joven, que al verse reconocido y llamado por su nombre, se descubre la cabeza y comienza a abrazar repetidas veces a Smith tratando de consolarla. Entonces se quita los guantes y le muestra que su arma es solo un facsímil, que no es de verdad, en un acto de exaltado arrepentimiento.  

La policía llegó y Luke le dijo en un principio que todo era parte de una broma, pero después terminó confesando el asalto, la posesión de un arma falsa para amedrentar y posesión de sustancias ilícitas.  

Luke Jones fue sentenciado el martes 10 de marzo a ocho años de prisión. Recibió una orden de restricción que le impide acercarse a Yvette Smith durante 15 años y deberá  pagarle, además, una indemnización por la crisis nerviosa causada. 

«Luke es un reincidente en el delito. Se arrepiente cuando se ve descubierto. Es alguien que está en libertad bajo  fianza, pues cinco meses atrás la policía lo arrestó por posesión de sustancias ilícitas», explicó el fiscal Heath Edwards.

Luke abrazando a Yvette Smith arrepentido de haberla amenazado e intentado robar

En el vídeo Luke parece un hombre bastante joven, casi un adolescente, y diríamos que así mismo actúa.

¿A quién en su sano juicio se le ocurre atracar a una persona que frecuentemente trata? Que conoce su timbre de voz, estatura, corpulencia y color de los ojos. Sencillamente a un tonto o a un chico desesperado por obtener dinero fácil.

Comparte esta increíble historia con tus amigos y conocidos. Recuérdales que el delito y las drogas casi siempre van de la mano y tienen consecuencias funestas para quienes incurren en ellos. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!